Local

Esconde JMAS a constructora

Reventó acueducto que dejó sin agua a 45 colonias y se desperdiciaron millones de metros cúbicos del líquido

De la Redacción/El Diario
jueves, 11 abril 2019 | 05:39

Chihuahua.- El presidente de la JMAS, Roberto Lara, se negó a dar el nombre de la empresa responsable de reventar el acueducto que dejó sin servicio de agua a 45 colonias del sur de la ciudad por más de 24 horas.

El titular de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS), también dijo ignorar el monto económico de la sanción a la que sería acreedora la empresa por los daños que causó y la cantidad de metros cúbicos de agua que se desperdiciaron.

Millones de metros cúbicos de agua se desperdiciaron tras la ruptura del acueducto Tabalaopa-Aldama, provocado el pasado martes por la mañana por una empresa constructora, lo que obligó a la dependencia a cerrar 12 pozos que surten del servicio a 45 colonias del suroriente de la ciudad.

Esta no es la primera ocasión en que la línea de conducción falla, pues en mayo de 2017 una situación similar se presentó y dejó a 35 colonias del sector sin agua, en aquel entonces, la causa se atribuyó a una fisura provocada por la antigüedad del conducto que inició operaciones en 1980.

Roberto Lara expresó que una vez que se tenga el monto total de los daños se podrá determinar qué sanción se interpone a la empresa responsable, e informó que la falla quedó reparada ayer por la mañana y de inmediato se inició con el suministro del líquido a las colonias que se vieron afectadas.

De igual modo, se solicitó a la JMAS el número de multas que se han aplicado por este tipo de afectaciones, así como el monto al que acceden; sin embargo, no se brindaron los datos requeridos, bajo el argumento que es el departamento jurídico el que cuenta con estos elementos.

La afectación se presentó en una tubería de fibrocemento de 24 centímetros de diámetro, luego de que fuera golpeada por maquinaria pesada, lo que provocó la fuga del agua potable y que orilló a la JMAS a cerrar la operación de los pozos, mientras personal de la dependencia reparaba el ducto.

El desperfecto ocurrió a la altura de la avenida Fuerza Aérea Mexicana que conecta al boulevar Juan Pablo Segundo con la carretera Chihuahua-Aldama, en donde se realizaron los trabajos que se prolongaron por varias horas para su reparación.

Lo único que se sabe es que es una empresa que no tienen nada que ver con la JMAS, pues así lo estableció el propio Roberto Lara.