Local

Estaban 2 reos fugados en solicitud de traslado

Uno ya fue reaprehendido; solicitaron cambio de 204 presos

De la Redacción/ El Diario

viernes, 20 enero 2023 | 22:07

David Franco R. E y José Osvaldo E. N., alias “El Pecas”, dos de los reos evadidos del Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) No. 3, estaban incluidos en la lista de personas privadas de la libertad que la Dirección de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales de la Fiscalía General del Estado (FGE), solicitó trasladar hacia penales federales desde el 1 de abril de 2022.

De acuerdo con los datos obtenidos a través de “Guacamaya Leaks”, la solicitud de traslado contemplaba a 204 varones internados en los Ceresos 3 y 1 de Aquiles Serdán, así como a 94 mujeres recluidas en los penales femeniles 1 y 2, considerados todos de alto riesgo y que, en su mayoría, son integrantes de pandillas o grupos delincuenciales como el Cártel de Sinaloa (Gente Nueva), La Empresa, Aztecas (Vieja Escuela), La Línea, Los Paisas, Sureños, Artistas Asesinos y, sobre todo Mexicles.

A esta última banda delictiva pertenecían los dos reos que se fugaron el pasado domingo 1 de enero, y que ya habían sido identificados por la autoridad penitenciaria como un riesgo para la gobernabilidad del Cereso 3.

De acuerdo con el informe de Guacamaya Leaks, José Osvaldo E. N., alias “El Pecas”, ingresó al penal el 3 de mayo de 2019 por la comisión del delito de homicidio calificado bajo la causa penal 1352/2019. El 7 de mayo de ese mismo año le fue formulada imputación e impuesta la medida cautelar de prisión preventiva; se le vinculó a proceso el 9 de mayo.

Posteriormente, el 2 de enero de 2020, estando recluido en el Cereso, quedó a disposición del Centro de Justicia Penal Federal, dentro de la causa penal 162/2019 por el delito de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea nacional, en esa misma fecha se dictó auto de vinculación a proceso bajo la medida cautelar de prisión preventiva.

La Fiscalía le otorgó una clasificación criminológica de “reincidente genérico con una capacidad criminal alta y un índice de estado peligroso alto, lo que deriva en una clasificación por categoría de Autor Material de Alto Riesgo”.

El 14 de enero fue reaprehendido tras ser ubicado por las corporaciones policíacas cuando intentaba huir en transporte público. Al momento de su detención se le encontró un arma de fuego marca Glock modelo 22 calibre .40 milímetros con un cargador abastecido con 14 cartuchos útiles del mismo calibre.