Local

Estatales no tenían por qué disparar: fiscal

El Ministerio Público integró la carpeta de investigación para que fueran procesados

De la Redacción/El Diario

viernes, 30 octubre 2020 | 09:40

Chihuahua.- “Policías no tenían por qué disparar”, dijo ayer el fiscal de zona, Carlos Mario Jiménez, en relación a las investigaciones que se llevan a cabo contra tres policías estatales que dispararon a los moradores de una vivienda, causando la muerte de Jennifer Aylin A. M., de 15 años.

Según la investigación de la Unidad de Homicidios de la Fiscalía de distrito Zona Centro, establecen que no existen elementos suficientes que justifiquen la actuación de tres agentes.

Mario Jiménez, indicó que el Ministerio Público integró los datos para que los efectivos de seguridad sean procesados judicialmente para definir su situación legal.

Dijo que, “sin afán de prejuzgar los hechos”, los indicios que se tienen en torno al caso, arrojan que no hay elementos que justifiquen la acción policial, en la que los agentes abrieron fuego en contra de los moradores del domicilio ubicado en las calles Albañiles y Mecánicos de la colonia 2 de Junio.

Anoche, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) confirmó la consignación de parte del agente del Ministerio Público de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública  (SSPE) identificados como Jason Constantino R. M., Marco Antonio O. R., y Aarón A. M.

Los agentes fueron detenidos y sus armas quedaron a disposición del Ministerio Público para realizar las pruebas de balística, y determinar si fueron usadas en los hechos ocurridos la tarde del martes.

De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública, los agentes se encontraban en un operativo especial, sin que se diera a conocer el objetivo, y según la versión de los oficiales, habrían sido amagados con arma de fuego por parte de sujetos desde el interior del domicilio, por lo que abrieron fuego.

Trascendió que los elementos de la SSPE fueron identificados como Jason Constantino R. M., Marco Antonio O. R., y Aarón A. M., sin que esto fuera confirmado por el titular de la dependencia.

El hecho inicialmente fue reportado como un enfrentamiento entre policías y presuntos delincuentes.

Pero no hubo evidencia de tal, lo que llevó a que, horas después, los elementos de la SSPE quedaran en calidad de presentados ante el Ministerio Público.

Los hechos ocurrieron el pasado martes alrededor de las 16:00 horas en una vivienda ubicada sobre las calles Mecánicos y Albañiles, al norte de la ciudad, de donde los elementos policiacos estatales pidieron refuerzos por un supuesto ataque en su contra.

En el domicilio fue encontrado el cuerpo sin vida de una jovencita de 14 años de edad identificada como Jennifer Aylin A. M., con huellas visibles de un balazo a la altura de la cabeza y otro en la pierna.

El cuerpo se encontraba en un sillón de la sala de la casa y cuando llegaron otros oficiales los policías que intervinieron en el supuesto enfrentamiento ya tenían detenidos a dos adultos, como presuntos responsables de haberlos atacado y haber dado muerte a la jovencita.