Local

Evoluciona un atacante sexual con la experiencia: FGE

Imparten conferencia “Modus operandi de un atacante sexual”

De la Redacción
miércoles, 06 marzo 2019 | 12:50

Chihuahua.- El “modus operandi” en ataques sexuales es fundamental en las investigaciones, aunque puede evolucionar junto a la experiencia que el agresor adquiere, en caso de que esté vinculado con otros casos de violación, expresó Karla Carrasco Sánchez, coordinadora de la Unidad Especializada en Delitos Sexuales y contra la Familia de la Fiscalía General  del Estado (FGE).
Añadió que los delincuentes buscan tres principales objetivos: proteger la identidad; asegurar el éxito del delito, a través de la fuerza física y facilitar la huida, en la que garantiza no ser capturado luego de la agresión.
Detalló que el trabajo de la unidad a favor de la víctima, se da a través de la investigación del hecho y de la captura del delincuente, pero principalmente con la atención psicológica que se le brinda, debido al evento traumático por el que atraviesa el afectado.
Carrasco Sánchez mencionó que durante este proceso se van obteniendo datos sobre el “modus operandi” del agresor, que, aunado a lo recabado en la escena del ilícito, pueda aportar datos importantes para la detención del delincuente.
Lo anterior después de la conferencia  “Modus Operandi de un atacante Sexual”, impartida por el psicólogo y analista táctico Felipe Pedroza Hernández a estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chihuahua, donde se expuso sobre el uso de las redes sociales que se convierte en una de las principales herramientas para concretar ataques sexuales.
Compartió  en evidencia digital e informática forense de la Fiscalía General del Estado, la importancia de no borrar las evidencias que pudieran constituir en delito, a través de alguna de las redes sociales, debido a que el Ministerio Público es lo primero que solicita al interponer una denuncia.
“La delincuencia también va evolucionando, ya opera a través de perfiles falsos en Facebook; inician con el engaño principalmente a jóvenes de 16 años en delante, a quienes les prometen un empleo bien pagado, para después llevarlos a la siembra o cosecha de amapola en la sierra o explotarlos sexualmente”.
Recomendó a asistentes cuidar sus publicaciones, pues en muchas de ellas se difunde hasta el estatus económico, por lo que se convierten en “víctimas potenciales” de los delincuentes, quienes ya analizan a las personas a través de la tecnología y redes sociales.
Elmer Soto Villado, coordinador de la Unidad de Delitos contra la libertad sexual, contra la familia y personas ausentes o extraviadas, expresó que la denuncia en este tipo de delitos o en cualquier otro, es fundamental para poder obtener éxito en el proceso de investigación.
El también elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones, dijo que luego de un ataque sexual, la afectada, en muchos casos, quiere huir del lugar de inmediato y difícilmente piensa en acudir a interponer una denuncia en el momento, sin embargo, explicó que el dar aviso a la autoridad lo más pronto posible es fundamental en el proceso, pues además de brindarle atención médica y psicológica, también se realizan estudios a fondo, para encontrar muestras que permitan dar con la identidad del agresor.
Finalmente, pidió tener confianza en la Fiscalía General del Estado para denunciar este tipo de delitos que afecta principalmente a las mujeres y dejó claro que la dependencia estatal cuenta con la tecnología y procesos para hacer una investigación de calidad y detener a los delincuentes, además de ayudar a la recuperación integral de las víctimas.