Local

Exigen cese del director del Hospital General

Siguen las protestas de los trabajadores del sector Salud estatal a través de la Asamblea Permanente de Brazos Caídos

Orlando Chávez/El Diario

lunes, 26 octubre 2020 | 12:49

Chihuahua.- El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud extenderán la protesta con la que cerraron el Hospital General Salvador Zubirán de la capital, hasta que sea destituido el director del nosocomio, Carlos Benítez Pineda, a quien acusan de no tener compromiso con los empleados ni con la institución. 

Por ello los trabajadores mantendrán lo que denominaron Asamblea Permanente de Brazos Caídos, instalada desde el jueves en el hospital de la capital y oficinas de la Secretaría de Salud en Creel y Parral, pues consideran que se ha brindado un trato indigno a los colaboradores, en plena crisis sanitaria que ha implicado a todos un mayor esfuerzo para brindar buen servicio a la población. 

El paro de brazos caídos consiste en no atender actividades administrativas ni consultas a la población abierta, pero mantener el servicio de urgencias y a los pacientes que ya se encuentran hospitalizados. 

Dicho paro se aplica en el Hospital General de la capital, ubicado por la avenida Colón en su cruce con la Teófilo Borunda (canal del río Chuvíscar); así como en el Centro de Salud de Creel, municipio de Bocoyna, donde también fue tomada la oficina de la Jurisdicción Sanitaria, y las oficinas administrativa de Parral. 

Los trabajadores demandaron desde el jueves, mediante una carta enviada al secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, por el dirigente sindical Pablo Serna Molina, que fueran destituidos los directivos que encabezan dichas instituciones, por brindar malos tratos a sus colaboradores, no aplicar correctamente los recursos destinados a atender la emergencia sanitaria y no dotar de los insumos necesarios a quienes todos los días atienden casos de Covid. 

A través de un oficio entregado en la Secretaría de Salud piden que sean atendidos los reclamos de los trabajadores, quienes están sobreexplotados. 

“No son tiempos de politiquerías”: Sección 27 Por otra parte, el recién conformado Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud a través del dirigente de la Sección 27, Antonio Martínez García, externó que no son tiempos de politiquerías y que es inadmisible que ahora el sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud pretenda imponer directivos a su modo, después de años de haber respaldado a la dependencia en decisiones arbitrarias. 

El dirigente sindical señaló que durante mucho tiempo el Sntss ha hecho mancuerna con la dependencia estatal, y ahora pretende mover a su antojo a los directivos, cuando no es su función porque esa decisión corresponde a la parte patronal, en este caso la Secretaría de Salud. 

Por ello, el enfermero Martínez García dijo que el otro sindicato, que además agrupa a los trabajadores de diferentes dependencias vinculadas al sector de la salud, manifestó que están en contra de la decisión de manifestarse por parte de los agremiados a la organización que dirige Serna Molina. 

Reprobó que en estos tiempos en que se demanda unidad y compromiso con el servicio, haya un grupo que por intereses políticos busque hacer cambios y movimientos que van en contra incluso de los contratos laborales. 

Por ello, señaló que no respaldan las movilizaciones. Además, señaló que desde la Secretaría de Salud, desde el área de Recursos Humanos que dirige Ruth Bocanegra, se hacen amenazas a los empleados para que no dejen el sindicato que ahora se ha instalado en protesta y no se unan al nuevo Sindicato de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud, pese a que se debe respetar el nuevo derecho a la libertad de afiliación sindical. 

ochavez@diarioch.com.mx