Local

Existen 32 nidos del perico Monje en la ciudad

Calculan alrededor de 500 aves y que su reproducción puede multiplicarse en poco tiempo

Carlos González/El Diario
viernes, 06 septiembre 2019 | 16:00
Francisco López/El Diario

Chihuahua.- Ricardo Soto Cruz, director del Comité Científico de Investigación y Desarrollo de la empresa ASES, especialistas en ingeniería ecológica, informó que desde el año 2011 se dieron los primeros avistamientos de la Cotorra argentina o también llamado Perico Monge, que actualmente se encuentran sobrevolando y construyendo sus nidos varias áreas verdes como la Ciudad Deportiva, la plaza de Santo Niños y algunos otros lugares.

A la fecha, ASES ha contabilizado 32 nidos de este tipo de especie en la ciudad, en los que calcula hay 500 aves, aunque estiman que en total pude haber mil ejemplares y que su reproducción puede multiplicarse en poco tiempo.

Añadió que se trata de animales inteligentes, pues se han encontrado nidos de varios niveles, como el que se encuentra frente a la entrada principal de la alberca de Santo Niño, que se calcula tiene 7 pisos.

El especialista comentó que los primeros avistamientos se dieron en la Facultad de Zootecnia y Ecología y de ahí se extendió a diversas regiones de la ciudad, tema que quedó asentado en una revista de contenido científico.

Según los registros, los nidos más antiguos se ubican en la colonia Santo Niño, aunque la mayor concentración está en el parque extremo con 10 nidos, de los cuales, 7 están en desocupados debido a que se podaron los árboles.

Los Ingenieros de ASES crearon una aplicación con la que capturan en tiempo real los avistamientos de los pericos o de cualquier otra especie, con lo que aseguran dar un seguimiento especial e inmediato.

Otros nidos se ubican en el Cecyt de Tabalaopa, en el Cidech, frente al Teatro de los Héroes y en el estadio de beisbol sur, entre otros.

Según los estudios de esta especie, los nidos son formados por 1 macho y dos hembras, para que después puedan ser ocupados por más pericos que se unen al grupo.

Ricardo Soto Cruz, dijo que la proliferación de la Cotorra argentina pudo haberse presentado por la liberación de uno o más ejemplares por parte de sus dueños, además de la rápida reproducción que hay en dicha especie, por lo que se piensa que en poco tiempo el número de ejemplares sea mucho mayor.

Aunque hasta el momento no se han presentado afectaciones, no se descarta que los pericos puedan llegar a zonas manzaneras o de otro tipo de siembra, en donde si podrían generar problemas, sin embargo, hasta ahora no ha sido necesario el inicio del control de la especie por parte de las autoridades.