Local

Exoneran a indígenas acusados de violación

Al final resultó que se trataba de problemas intestinales de la menor

César Lozano/ El Diario

sábado, 11 septiembre 2021 | 13:07

Chihuahua.- Luego de ser acusados de violar a una niña indígena de un año y ser absueltos por las investigaciones que determinaron su inocencia, cinco jóvenes rarámuri de la comunidad de Ladrilleros, colonia al extremo sur de la ciudad, pidieron en asamblea limpiar el nombre de los muchachos para evitar el estigma social.

La menor fue encontrada en su casa el pasado domingo 5 de septiembre con los intestinos de fuera y de inmediato se especuló sobre a posibilidad de una violación, versión que apuntó a los jóvenes quienes se encontraban tomando en viviendas contiguas.

La gobernadora indígena, Reyna Durán Morales, narró que luego de las investigaciones y el cuidado de la niña en el Hospital Infantil las autoridades determinaron que la niña padecía problemas intestinales y se descartó cualquier caso de abuso sexual.

“Esta tarde nos reunimos para aclarar el problema que tuvimos el domingo sobre el caso de la niña que no fue abusada. Estos muchachos son inocentes, ellos toman, pero sin hacerle daño a nadie, ellos trabajan por su propia voluntad y no se vale”, indicó la gobernadora.

Durán Morales, reprochó que a los jóvenes se les haya expuesto ante los medios de comunicación sin antes haber una prueba pericial de por medio y, acompañada del activista por los derechos de la población infantil, Felipe Acosta, pidió que se quiten los estigmas contra la comunidad indígena y sus autoridades.

En presencia de la menor y en compañía de su mamá, la comunidad reconoció y ratificó la inocencia de los acusados, quienes según su testimonio recibieron golpes y maltratos por parte de policías municipales.