Local

'Feliz de llevar alegría a los peques'

Cecy y Fabián aseguran que lo mejor de llevar juguetes a los menores es verlos felices

Gabriel Ávila/ El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

domingo, 19 diciembre 2021 | 15:20

Cecilia Flores, de 44 años, ha sido bombero de academia durante una década y platica sus experiencias de satisfacción no sólo por servir a los ciudadanos en emergencias, sino participar en la colecta anual de juguetes y llevar alegría a niños de bajos recursos.

Además, su hijo Fabián Mendoza Flores, de 22 años, también es bombero segundo, que labora junta ella y se ha visto muy inmiscuido en este tipo de actividades al punto de ser de los primeros en disfrazarse de Rey Mago para la entrega de juguetes cada 6 de enero.

“Cecy” como le dicen, también tiene una hija de 27 y uno de 20 años, pero sólo ellos dos son los que siguieron la profesión de servir a la gente, un oficio del que ha tenido gran satisfacción, especialmente por la felicidad que llegan a dar a los pequeños de zonas muy marginadas.

“Siempre que vamos, todos ya saben que traemos juguetes, es una avalancha de niños con mucha ilusión. Casi siempre se van contentos y realmente somos como sus héroes, nos abrazan, nos dicen que nos quieren, a una se le salen las lágrimas”, comentó la bombero de academia.

Reconoció que cada año ven más niños que acuden a recibir sus juguetes, pero también sabe que es porque de boca en boca, se corre la voz de que cada Día de Reyes llegan los bomberos a entregar los regalos.

Recordó cómo una niña de origen rarámuri se la topó en un crucero y ella la reconoció y le dijo que una vez fue a su colonia a llevar regalos y a ella le dio una muñeca. “Esto que la niña recordó, me hizo sentir muy feliz, me enterneció tanto. Que no sólo fuera el juguete, sino mi cara y todo. Los niños realmente son muy nobles y agradecidos”, platicó.

Aceptó que cuando entró a la corporación, desconocía que se hacía esta actividad desde hace más de 30 años, pero ahora que ella también participa, ha comprendido que es la vocación la que le motiva a seguir, al igual que su hijo Fabián, así que eligieron bien a qué dedicarse y esperan continuar con ésta y más acciones durante muchos años más.

‘Somos como sus héroes’, nos abrazan, nos dicen que nos quieren”, comentó Cecy, bombera de academia