Local

Fotos: Muertos ayudan a los nuevos médicos

Estudiantes de la UACh aprenden Anatomía con el uso de cuerpos que nunca fueron reclamados

Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario

Carlos González/El Diario

domingo, 27 octubre 2019 | 13:02

Chihuahua.- El doctor Noel Del Val Ochoa es maestro de Anatomía Humana de la Facultad de Medicina y Ciencias Biomédicas de la UACh y encargado del área del anfiteatro y la morgue, donde los alumnos realizan sus prácticas a través de cadáveres conservados que fueron asignados por la Fiscalía desde hace años para su estudio.

El especialista comentó que sin la ayuda del cadáver sería prácticamente imposible la preparación de los futuros médicos, por lo que para ello, lo primero que se enseña a los jóvenes es tratar con respeto al cuerpo, el cual tiene la función de enseñar.

“Lo primero que les enseñamos es a tener respeto por ellos; los cadáveres que tenemos para la enseñanza no pidieron estar aquí, nosotros los pedimos y por eso debemos respetarlos totalmente”.

Detalló que los cadáveres son desconocidos y nunca reclamados por sus familiares, por lo que de acuerdo a la Ley de Salud, se permite que el Ministerio Público los asigne a las Facultades de Medicina de todo el país con fines de aprendizaje.

Del Val Ochoa dio a conocer que actualmente se cuenta con un cadáver sintético, con un valor en el mercado cercano a los 2 millones de pesos, cuya tecnología permite que en él se tenga contacto con todos los órganos de un ser humano, lo que también ha facilitado el aprendizaje en los últimos años.

A través de los cadáveres se establecen protocolos de la enseñanza de la anatomía, desde la cabeza hasta lo pies, por lo que en las cátedras el estudio se divide en secciones para el mejor aprovechamiento de los estudiantes.

El cuerpo más reciente que tiene la facultad y que se encuentra en su morgue, tiene una antigüedad de 10 años, murió en uno de los hospitales del estado y nunca fue reclamado. Actualmente y gracias a los procedimientos de conservación, aún puede ser estudiado en su mayoría.

Bajo la técnica de plastificación de cadáveres, es como se logra conservar los cuerpos y los órganos que también se encuentran en la morgue de la facultad.

Noel Del Val Ochoa comentó que los cerebros, corazones, hígados, los sistemas reproductores y los propios esqueletos se conservan en poliester y con resinas especiales que les permiten mantenerse y poder mostrar cada una de sus partes.

El médico especialista manifestó que muchos de los órganos que se conservan en la morgue de la facultad tienen más de 40 años sirviendo como estudio a muchas de las generaciones de estudiantes de Chihuahua, situación que demuestra la importancia de ellos en el aprendizaje de los alumnos.

Del Val Ochoa recordó que el anfiteatro de la facultad se creó desde los años 70s, tiempo desde el que los alumnos han tomado sus clases de anatomía apoyados por algunos cuerpos, “sin ellos hubiera sido imposible estudiar medicina en aquellos tiempos, pero ahora siguen siendo igual de importantes”, comentó.

Agregó que actualmente hay mayor tecnología, pero que nada será mejor que el estudio y el aprendizaje que brindan los cuerpos de carne y hueso, “los cuerpos que hemos tenido han venido a enseñar y por eso estamos agradecidos y siempre les mostramos un gran respeto”.

El profesor Del Val todos los días imparte su cátedra de anatomía en el anfiteatro de la Facultad de Medicina, un lugar frío, pero lleno de conocimiento, según comentaron los estudiantes universitarios.