Local

Galería: ¡Todos al ring! Hoy día nacional de la lucha libre

Un deporte lleno de entrega y pasión

Alejandra Sánchez / El Diario

miércoles, 21 septiembre 2022 | 05:00

“El Lince”, “Camaleón Señor”, “Camaleón Jr.”, “Black Chicano” y “Kabuki”, tienen una cosa en común; y es que, estos cinco hombres chihuahuenses, comparten el amor a la lucha libre; un deporte que para ellos, se ha convertido en un estilo de vida.

Un día como hoy, pero de 1933 Salvador Lutteroth fundó la Empresa Mexicana de Lucha Libre, la cual es actualmente conocida como el Consejo Mundial de Lucha Libre y que tiene como objetivo principal impulsar este deporte. 

En 2016, Salvador presentó la propuesta al senado de reconocer al deporte de los costalazos a nivel nacional, sin embargo, no fue hasta 2019 que con 341 votos a favor, oficialmente se firmó el decreto.

Hoy en día a Lutteroth González se le conoce como “El padre de la lucha libre”, pero en la década de los 30's él se desempeñaba como inspector de hacienda, y fue gracias a un viaje de trabajo que hizo a Ciudad Juárez, que lo invitaron a ver una función en El Paso, Texas y en donde tuvo la visión de traer este espectáculo deportivo a México, una apuesta aventurada pues en el territorio nacional era casi nulo el conocimiento de esta actividad.

La primera función de lucha libre profesional fue el 21 de septiembre de 1933, en la Arena Modelo, espacio que el señor Salvador rentó. 

Posteriormente compró y renombró como Arena México y aunque fue en el mismo predio que hoy se encuentra la Catedral de la Lucha Libre, el espectáculo fue a unos metros en donde ahora está el estacionamiento del recinto. 

es un deporte en forma de performance que combina disciplinas de combate y artes escénicas, basándose en ellas para representar combates cuerpo a cuerpo, por lo general con historias y rivalidades que enfrentan a los heel (o rudos) y a los face (o técnicos), siendo los primeros quienes representan al villano/a, y los segundos al héroe/heroína.

LA LUCHA LIBRE EN CHIHUAHUA

En la Chihuahua capital se cuenta con un recinto llamado “La arena Coliseo”, lugar en el que varias personas se dedican a la lucha y en donde quienes se suben al ring, comparten una historia de tradición y amor por el deporte de los costalazos. 

EL LINCE 42 AÑOS DEDICADOS A ESTA ACTIVIDAD

Un claro ejemplo de la dedicación y entrega a este deporte; es sin duda, “El Lince” quien en octubre de este año cumple 42 años en este mundo de la lucha.  

“Mi nombre de batalla es “El Lince”; yo soy originario de Ciudad Juárez, pero me críe aquí en Chihuahua y luchisticamente me hice aquí en Chihuahua; a mí me nació la pasión de la lucha libre por mi mamá porque ella era una aficionada de hueso colorado”. 

Según lo que recuerda “El Lince” desde que él era niño iba a estos espectáculos y desde ahí nació el amor. 

“Hemos ganado muchas luchas y hemos perdido otras cuantas; durante todos estos años, nos hemos enfrentado con luchadores de la AAA, del consejo; luchadores de la vieja guardia y con otros personajes”, expresó. 

Aunque su madre era fan y lo vio enfrentarse con otros luchadores desde que él era pequeño; los nervios y la preocupación jamás se fueron. 

“Ella sí se ponía nerviosa; echaba mentadas y hacía de todo. De hecho, uno de mis hijos sí se dedica a la lucha y trabaja aquí en la arena”. 

Satisfacción, es lo que “El Lince” dice sentir al ganar una de las batallas. 

“Amor, es lo que para mí es la lucha libre; yo amo mucho más la lucha libre que a una mujer”, dice entre risas “El Lince”. 

Una de las cosas claves de los luchadores; es el uso de su máscara, la cual representa un honor portarla. 

“En el momento en que yo me pongo mi máscara; siento como si fuera otra persona, me transformo  en alguien más y me vuelvo dueño del ring”. 

PADRE E HIJO, LUCHADORES POR TRADICIÓN

“La afición nace por mi señora madre quien también fue luchadora profesional; “Flor de lis” quien lamentablemente falleció hace poco y que de hecho le hicimos un homenaje aquí en la Arena Coliseo; de ahí empezamos a entrenar, yo desde los 15 años y mi hijo desde los siete”, dijo “Camaleón Señor”, quien es padre de “Camaleón JR”. 

Para este padre e hijo, el gusto por la lucha es generacional; pues desde muy pequeños vieron y vivieron en rodeados de este entorno el cual ahora, es su vida entera. 

“Para mí este deporte representa puro amor; además, me recuerda a mi mamá y yo básicamente crecí con esto”, dijo “Camaleón Señor”. 

Para “Camaleón JR”, este deporte también representa amor  pero además, para él es terapéutico. 

“Al momento de salir de esa puerta con la máscara y ver como la gente te aplaude y ponen tu canción te sientes muy bien contigo mismo; te conviertes en otra persona y eso te hace sentir muy feliz”, expresó “Camaleón JR”. 

Al  preguntarle qué le diría “Camaleón señor” a su hijo él aprovechó para felicitarlo y reiterarle su apoyo incondicional. 

“Él se ha ganado el puesto que tiene ahorita; él ha puesto todo de sí, él le ha echado muchas ganas a este deporte desde que estaba chico; él estaba bebé y sí había lucha libre no había bebé, no lloraba; ahora él me demuestra con dos campeonatos que, el amor a este deporte es algo grande y que él nació merecedor a esta trayectoria que tiene”. 

Camaleón JR., también agradeció a su padre y dijo que, él ha  sido una gran inspiración. 

“Agradezco a mi padre por haberme traído desde niño y aunque todo mi mundo era la lucha libre, mi padre también se preocupó por qué me fuera bien en la escuela  y quiero agradecerle todos los consejos que él me ha dado, por haberme heredado este deporte y por haberme heredado esta máscara; lo admiro mucho”. 

BLACK CHICANO, ESTUVO EN LA AAA Y CONVIVIÓ CON LA PARCA

Black Chicano, es uno de los luchadores chihuahuense que estuvo en la AAA y que además tuvo la oportunidad de convivir con “La Parka”. 

“En AAA fue con “La Parka”; en ese entonces yo  vivía de la lucha libre entonces tuve unos días difíciles y después me cayó trabajo de ahí mismo de la empresa de lucha libre para llevarme a Mazatlán a luchar en un evento, pero yo sólo traía como 400 pesos, entonces dije comeré algo hasta que llegue a Mazatlán porque si como aquí en el Aeropuerto voy a gastar mucho, aunque la verdad, ya tenía mucha hambre. En eso llegó “La Parka”  (sin máscara) y me dijo, vente vamos a ir a desayunar y yo no sabía que iba a hacer”. 

Aunque al principio al Chicano le dio mucha vergüenza y trató de escondérsele a “La Parka”, esta no la dejó y pidió dos platillos. 

“Me acuerdo mucho que me dijo, yo no tengo mucha hambre cómete este y otro compañero me dijo yo te disparo un refresco, entonces intuyeron que yo no traía dinero y cuando terminamos de comer “La Parka” me dijo, cuando yo empezaba en este mundo me daba mucha pena entrar a donde entraban los demás y yo por no dar lastimas por qué no traía dinero yo me iba a la tienda a comprar un gansito y un refresco y yo decía cuando sea un luchador estrella, yo no voy a preguntar cuánto cuesta un platillo y voy a invitar a mis amigos a comer”. 

Para “Chicano”, esta fue una de las experiencias más bonitas pues lo consideró su amigo durante el tiempo que lo conoció. 

“Black Chicano”, tiene más de 15 años dedicándose a la lucha y siendo inspiración para muchos ya que actualmente es él quien entrena a los nuevos talentos. 

“Ya he debutado a algunos y tengo mucha fe en ellos, en que ellos van a levantar el nivel de la lucha libre en Chihuahua”. 

KABUKI EL ADOLESCENTE QUE DEBUTÓ POR PRIMERA VEZ

Kabuki es uno de los más jóvenes en el mundo de la lucha libre pues a sus 15 años ya hizo su primer debut y sueña con dedicarse y ser de los grandes en este deporte. 

“Desde muy niño veía que mis tíos veían la lucha libre y a mí me llamaba mucho la atención; después vi como eran los entrenamientos aquí en la arena y desde que empecé a venir a practicar me di cuenta de que quería ser luchador”. 

Pese a su corta edad,  “Kabuki”, tiene sus metas muy claras; ejemplo de ello, fue el campeonato que obtuvo en su primera lucha y el cual lo inspiró para continuar y seguir dando lo mejor de sí. 

Para estos cinco personajes; la lucha es su inspiración, su fuente de energía y todo una tradición por lo que, todos coincidieron en que es de suma importancia que la ciudadanía apoye a los luchadores locales y visiten la Arena Coliseo, la cual ofrece lucha todos los domingos a partir de las 4:00 de la tarde hasta las siete.