Local

Guitarras en la espalda luchan por la subsistencia

Miguel y Martín recorren las calles tocando canciones

César Lozano/ El Diario
César Lozano/ El Diario

César Lozano/ El Diario

martes, 23 febrero 2021 | 11:29

Chihuahua.– Miguel López y Martín Ortiz llevan más de 50 años dedicados a hacer más amenas las reuniones, sin embargo, han sido de los más golpeados con la pandemia. Sus ingresos se han reducido de un 50 hasta un 70 por ciento. El primero es originario de esta capital y el segundo de un poblado llamado Páramo, en el municipio de Morelos. 

El cierre de bares y cantinas, donde obtenían la mayor parte de su ingreso, los obliga ahora a caminar mucho más que antes; a pesar de su edad este jueves caminaron desde el centro hasta los puestos de comida cercanos al hospital militar, casi en la avenida Flores Magón. 

–Andamos en los puestecitos, donde se junta gente, y más o menos unos 300 pesos caerán, pero sale un chivito”– dijo Miguel, quien aclaró que es lo que obtiene cada uno.

– Antes sí ganábamos 500 o 550, o hasta 800 o mil pesos cuando nos salían jales aparte y ahora es muy rara la vez que sale un trabajo– interviene Martín. 

La situación es diferente, en las cantinas y bares cobraban la canción a 50 pesos y ahora, en cambio, se acercan a lugares concurridos, tocan una canción y reciben de las personas donaciones voluntarias. 

Invitaron a la comunidad a que los contraten cuando los vean, y se regalen un poquito de alegría con una ranchera, un poquito de romanticismo con un bolero, un momento de inspiración con un requinto o hasta un buen baile con una sabrosa cumbia. 

“Toda la música es bonita, pero la música que se toca en vivo tiene más espíritu y entona más a los corazones”, concluyó Miguel en un tono de añoranza, para con paso despacio continuar junto con su compañero hacia los puestos de comida, guitarras en la espalda, como dos guerreros que cargando sus armas se dirigen a la batalla, a la lucha por la subsistencia.