Local
'Es difícil hallar personal'

Hace crisis falta de pasantes en la sierra

Antes, el Hospital de la Tarahumara tenía cinco estudiantes, y actualmente no cuentan con ninguno luego de la decisión de la UACH de no mandar

Francisco Córdova/ El Diario

lunes, 09 enero 2023 | 14:10

Chihuahua, Chih.- La falta de pasantes de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) para el apoyo de la atención en salud de la Sierra Tarahumara ha hecho crisis en los centros de salud, sobre todo los que están ubicados en comunidades alejadas debido a la violencia y la lejanía.

Noemí Sandoval, representante legal del Hospital de la Tarahumara ubicado en Sisoguichi, dijo que al ser una institución de beneficencia, cada año contaban con el apoyo de al menos cinco estudiantes; dos de medicina, dos de enfermería y uno de odontología, lo que era suficiente para cubrir las atenciones en conjunto con el médico y enfermeras de planta, pero que actualmente no llega ni uno.

Expresó que, a pesar de que lamentan la decisión de la UACH de no mandar a sus alumnos a zonas de alto riesgo, la respaldan, debido a que es una realidad que la situación de violencia continúa.

“Nosotros nada más tenemos de base cuatro enfermeras. Es así que las pasantes nos apoyaban para cubrir algún turno, vacaciones, descansos y este semestre que no hemos tenido enfermeras hemos debido pagar a alguien que cubra.

“Pero en la comunidad, en el pueblo no hay enfermeras, estuvimos buscando pero no hay. Por dos razones, primero por la misma situación de violencia y segundo por los pagos, ya que por los propios recursos del hospital los sueldos son bajos, y estas dos circunstancias nos impiden contratar”, explicó Sandoval.

Señaló que la decisión ha afectado en igual medida a los centros de salud del IMSS y la Secretaría de Salud en esta zona Serrana, con quien mantienen una comunicación estrecha.

“Esta situación nos ha afectado a todos por igual. Afortunadamente nosotros trabajamos con el IMSS en San Juanito y con la Secretaría de Salud, es una de las ventajas de la zona Serrana.

“En la ciudad cada institución se maneja de manera autónoma, pero aquí trabajamos en conjunto. Vamos a reuniones, acudimos a la jurisdicción en Creel, nos apoya San Juanito en la recepción de pacientes. Si nosotros no tenemos médico, ellos nos apoyan y nosotros prestamos el servicio de ambulancia”, explicó.

Añadió que en este sentido en el IMSS San Juanito se cuenta sólo con residentes, pero no pasantes. “Este semestre los pasantes que autorizaron venían asignados sólo a Creel, no los podían reubicar o ubicar en ninguno de los módulos de las comunidades.

“Entonces también para eso es complejo; me decía el jefe de enseñanza de la jurisdicción que seis médicos en el CAPS, pues no hay campo para que logren sus objetivos de aprendizaje, para que apliquen sus conocimientos teóricos que aprendieron durante la carrera”, comentó.

Actualmente, tanto la Secretaría de Salud como el IMSS Bienestar cuentan con plazas médicas en 23 municipios del estado, específicamente de la zona Serrana.

Según información de la plataforma de transparencia se trata, en suma, de un total de 293 plazas, 193 y 102, respectivamente. De las cuales la Secretaría de Salud tiene ocupadas el 95 por ciento, mientras que el IMSS tiene una ocupación del 66 por ciento de su total de disponibilidad.

Sobre la decisión de la Universidad y a pesar de la falta de personal Sandoval destacó que respaldan la decisión, al menos hasta que la situación de violencia permita que los estudiantes puedan trabajar seguros, pues cabe recordar que esta decisión se tomó derivado del asesinato de la anestesióloga Massiel Mexia Medina el pasado 11 de julio del 2022 en San Juanito.

“Estamos de acuerdo con la Universidad, porque ellos como casa de estudios y nosotros como hospital sabemos que los pasantes están en formación. Incluso para nosotros si bien ha sido difícil el trabajo, al menos estamos tranquilos de que no están en peligro”, dijo.

Refirió que las atenciones de enfermedades respiratorias ya atraviesan un descenso en la población, sobre todo indígena, que en noviembre y diciembre repuntó incrementando el trabajo hospitalario.

No obstante, Sandoval reiteró que es importante que la gente conozca el trabajo que realizan e invitó a los médicos jubilados que deseen prestar un trabajo de voluntariado a sumarse a la ayuda, pues ahí se les brinda el hospedaje y la alimentación.

También hizo un llamado a la sociedad civil para sumarse a los apoyos para poder continuar con su trabajo, esto a través de la página oficial de Hospitales de la Tarahumara donde encontrarán toda la información necesaria.