Local
En tres años

Han costado magistrados corralistas 53.2 mdp

Fueron propuestos por la Judicatura y electos en diciembre del 2017

El Diario de Chihuahua

Federico Martínez/ El Diario

sábado, 26 junio 2021 | 08:52

Chihuahua– El 19 de diciembre del 2017 el Congreso del Estado eligió a siete magistrados y magistradas del Tribunal Superior de Justicia, ya que cuatro de estas magistraturas habían sido de nueva creación, y las tres restantes estaban hasta ese momento acéfalas, designando a provisionales.

Desde entonces y hasta la fecha esas siete magistraturas que fueron electas en la era corralista han tenido un costo en sueldos por 53 millones 226 mil pesos por 42 meses de trabajo.

Cada uno de los 33 magistrados del Tribunal Superior de Justicia percibe un sueldo mensual de 179 mil pesos, incluidas las prestaciones y demás beneficios que se tienen al ostentar dichos cargos.

Por consiguiente, los siete magistrados al mes representan en total un gasto de un millón 253 mil pesos, al año un total de 15 millones 036 mil pesos, y si se suman los 42 meses que llevan ejerciendo el cargo, da un total de 53 millones 226 mil pesos de sueldo neto percibido.

Dichas magistraturas para salas de nueva creación fueron ocupadas por: Olga Cano Moya, Primera Sala Familiar Regional de Ciudad Juáre; Andrea Margarita Cárdenas Valenzuela, Tercera Sala Civil Regional en Ciudad Juárez; Lilian Yasel Iradiel Villanueva Pérez, Quinta Sala Penal Regional de Ciudad Juárez, y Alejandro Legarda Carreón, Cuarta Sala Penal Regional en Ciudad Juárez.

En tanto que las tres magistraturas que estaban acéfalas y para las cuales se eligió un provisional son: Dora Imelda Rodríguez Díaz, Tercera Sala Penal Regional de Ciudad Juárez; Angélica Sánchez Córdova, Séptima Sala Penal, y María Cristina Orozco Romo, Primera Sala Familiar.

Las tres magistraturas provisionales fueron designadas debido a que Roberto Siqueiros Granados y Pablo Héctor González Villalobos dejaron acéfalas sus respectivas salas para formar parte del Consejo de la Judicatura, en tanto que la Cuarta Sala Penal Central con sede en la ciudad de Chihuahua se encontraba acéfala por la jubilación de quien era la titular, Delia Holguín López.

El 11 de diciembre del 2017 el Pleno del Consejo de la Judicatura, integrado por Luz Estela Castro, Gabriel Armando Ruiz Gámez, Roberto Siqueiros Granados, Joaquín Sotelo Mesta, y Julio César Jiménez Castro, en su calidad de consejero presidente de la Judicatura y del Tribunal Superior de Justicia, enviaron al Congreso del Estado representado por la Sexagésima Quinta Legislatura un oficio en el cual se aprobaba la creación de cuatro salas regionales con sede en Ciudad Juárez.

En el oficio DCPGPC/17/2017 se solicitaba también al Poder Legislativo, por medio de la Comisión Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales, encabezada por la diputada Citlálic Guadalupe Portillo, la integración de siete ternas para la designación de siete magistraturas de carácter provisional.

“En consideración al número de asuntos que las salas regionales de Ciudad Juárez conocieron en los últimos tres años y el porcentaje que representan del total que fueron tramitados por los tribunales de segunda instancia en el Estado así como las cargas de trabajo que reflejan, se determina que dos (de las salas) sean del ramo penal a las que por su orden cronológico corresponderán las denominaciones de Cuarta y Quinta salas penales regionales del Distrito Judicial Bravos”, se indicó en la publicación del Periódico Oficial del Estado, en su edición del 13 de diciembre del 2017.

Para el 19 de diciembre del 2017 el Pleno del Congreso sometió a consideración las siete ternas para la elección de magistrados provisionales, por lo que fue nombrada cada terna, recurriendo al voto secreto mediante una boleta y recipiente.

En tanto que el 21 de diciembre de ese mismo año, dentro de la sesión ordinaria realizada en secreto en un hotel de esta ciudad, los integrantes de la Sexagésima Quinta Legislatura del Congreso del Estado tomaron protesta de ley a las y los magistrados de diferentes salas penales y familiares del Poder Judicial.

El motivo de llevar la sesión en secreto fue que por la mañana del 21 de diciembre integrantes del grupo de El Barzón tomaron el Pleno del recinto oficial por estar en desacuerdo con la distribución del presupuesto de egresos y de ingresos que presentó el Poder Ejecutivo para el ejercicio fiscal del 2018.

Fue hasta el jueves 4 de enero del 2018, mediante una sesión extraordinaria del Pleno del Tribunal Superior de Justicia, que se les dio la bienvenida a siete magistrados que ocuparían cuatro salas de nueva creación y tres vacantes provisionales, luego de ser electos por el Congreso del Estado. 

fmartinez@diarioch.com.mx