Local

Homicidios, narcomenudeo, descuartizados y narcofosas

El polígono de San Jorge y Desarrollo Urbano ha sido escenario de múltiples delitos

El Diario en Línea
lunes, 06 mayo 2019 | 11:23

Chihuahua.- Las colonias San Jorge y Desarrollo Urbano han sido el escenario de múltiples hechos delictivos en los últimos años, desde homicidios, narcomenudeo, descuartizados y narcofosas.
Este polígono ubicado al sur de la ciudad ha sido testigo de asesinatos ligados al crimen organizado, mientras que otros por discusiones entre personas, el más reciente es el de la mujer de 19 años, Myrna, quien fuera localizada muerta el pasado sábado 4 de mayo en la calle 18 entre las calles América Latina y Óscar Flores, de la colonia San Jorge.
A unas cuadras de donde fue localizada, el pasado 14 de noviembre del 2018 en las calles Décima y Oviedo Baca de la colonia Desarrollo Urbano, en unas bolsas negras se encontró el cuerpo descuartizado de un nicaragüense.
En la misma colonia pero en la calle segunda, a las faldas del cerro, en el interior de una vivienda localizaron tres cadáveres en fosas clandestinas el pasado 9 de enero del 2018, después de que presuntos miembros de un grupo delictivo se lo confesaran a las autoridades.
Asimismo, los habitantes de ambas colonias han presenciado ejecuciones de personas con armas de grueso calibre, ya sea de día, de noche o en la madrugada, hechos delictivos desde el 2016, además de la constante detención de personas en posesión de drogas y hasta armas de fuego.
Incluso a finales del 2018 en la colonia San Jorge se han registrado por lo menos un suicidio y una pancarta ligada a delincuentes, la cual fue colocada en un expendio de licores, con amenazas para los propietarios.
Uno de los casos más emblemáticos es el “descuartizador de la Desarrollo Urbano”, Andrés Ulises Castillo Villarreal, a quien en diciembre del 2017 se le impuso una sentencia de 120 años de prisión por ser el autor material del crimen de tres personas y la violación de un menor. El descuartizador fue detenido el 6 de enero de 2016, cuyos crímenes iniciaron el 17 de noviembre del 2015, todos después de iniciar una discusión con sus víctimas; a dos de ellas las desmembró para ocultar los cuerpos.