Local

'Hubo gritos de la gente; era como una montaña rusa'

El piloto anunció desde su cabina que el percance ocurrió porque “se reventó una llanta” durante el despegue

Miguel Silva/El Diario
sábado, 13 abril 2019 | 08:30
Tomada de Video

Chihuahua.- El percance del avión de Aeroméxico Connect que impactó su ala izquierda con la pista al momento de su despegue en Chihuahua fue a causa de un neumático reventado.

Este miércoles a las 7:00 am aproximadamente, la aeronave modelo Embraer EMB-170, con capacidad de 76 pasajeros, sufrió un accidente durante su despegue en el Aeropuerto Internacional de Chihuahua con vuelo hacia la ciudad de Monterrey.

No se reportaron heridos. Las primeras versiones del percance dado a conocer ayer indicaron que la desestabilización del avión fue debido a las fuertes ráfagas de viento.

Sin embargo, Misael Cardozo, pasajero del vuelo 2039 con destino a la capital de Nuevo León, afirmó que luego del incidente, el piloto anunció desde su cabina que el percance ocurrió porque “se reventó una llanta” durante el despegue.

“Abordamos normalmente. Estaba entretenido en mi computadora cuando vocearon mi nombre. Iba a perder el vuelo”, cuenta Misael a El Diario vía telefónica.

 “El avión despegó y, de repente, se sintió un jalón muy rápido y fuerte hacia arriba y a la izquierda” El tripulante tenía el asiento D10 asignado, el cual se encuentra muy cercano al ala izquierda que rozó el pavimento de la pista.

“Hubo gritos de la gente. Era como una montaña rusa”, cuenta.

“Volteamos a la ventana y alcancé a ver que el ala y el avión estaban demasiado inclinados. Me asusté muchísimo. Pude alcanzar a ver una chispa cuando el ala rozó con el suelo, pero no se escuchó el impacto”, recuerda Misael, oriundo de Nuevo León y quien había visitado la ciudad de Chihuahua por negocios.

El tripulante advirtió que el piloto del vuelo anunció desde su cabina que tendrían que volver a aterrizar para revisar las condiciones del avión.

“Volamos como diez o quince minutos más y después bajó el avión”, cuenta Misael.

La tripulación de la aerolínea pidió a los pasajeros del vuelo de Aeroméxico Connect que esperaran a recibir indicaciones. Después informaron que el accidente ocurrió por el fallo de una llanta. “El piloto nunca mencionó nada sobre las ráfagas de aire. Yo mismo veía cómo otros aviones despegaban de la pista sin ningún problema”.

Después del percance, Aeroméxico regaló a los pasajeros afectados un vale de 170 pesos para consumo en el restaurante Wings.

Debido a los daños de la aeronave, la empresa también ofreció un vuelo a Monterrey que despegaría el día siguiente y una noche de estancia en un hotel.

“Fue un mal servicio, mucha gente tenía que regresar ese mismo día a Monterrey por motivos de trabajo. Lo que ocurrió no fue a causa de la naturaleza, se derivó de un problema de calidad”, comentó el regiomontano.

El mismo día del incidente, la aerolínea logró conseguir un vuelo para las 11:30 de la noche con destino directo a Monterrey.

El pasado 31 de julio de 2018, una aeronave de Aeroméxico, modelo Embraer EMB-190, cayó a tierra tras el despegue en Durango hacia la Ciudad de México. Ninguno de los 101 pasajeros resultó herido aquella vez.