Local
Masacre en Chihuahua

Identifican a cinco de los ocho asesinados

Fuentes revelaron que el múltiple crimen tuvo que ver presuntamente con la distribución de 'cristal'

El Diario

De la Redacción/ El Diario

viernes, 30 octubre 2020 | 07:05

Chihuahua— La Fiscalía General del Estado (FGE) difundió ayer la identidad de cinco de las ocho personas que fueron encontradas sin vida el pasado miércoles en calles de la colonia Valles de Chihuahua.

En el caso de las otras tres faltantes, dos hombres y una mujer, las autoridades investigadoras no tenían la confirmación hasta antes del cierre de esta edición.

Las personas que fueron asesinadas por presuntos integrantes del crimen organizado son: María del Socorro Soto Martínez de 29 años, Ramón Núñez Torres de 62 años, Andrés Guadalupe Gándara Palacios de 25 años, Marcos Uriel Chavarría Flores de 20 años y Jesús Alejandro Flores Carrasco de 21 años.

Sobre el móvil del múltiple asesinato, las autoridades sostenían la hipótesis de la disputa por el narcomenudeo.

Las ocho personas que fueron encontradas sin vida con signos de tortura sobre la calles Valle del Yaqui, entre la 9a y 11ava.

Presuntamente pertenecían a una célula dedicada al narcomenudeo en el municipio de Aldama, según las primeras investigaciones realizadas por personal de la FGE, misma que dirigía “La Doña”.

Fuentes cercanas a la investigación revelaron que el múltiple crimen de seis hombres y dos mujeres, tuvo que ver presuntamente con la distribución de la droga conocida como “cristal”, pues las víctimas formaban parte de una célula que se dedicaba a la comercialización de esa droga y quienes presumiblemente habrían tenido diferencias con otro grupo rival.

Las víctimas sufrieron “levantones” desde el pasado lunes por parte de hombres armados en domicilios de la colonia Álamos, también en otras viviendas ubicadas sobre la rúa a Ciudad Aldama.

Un pueblo sin oportunidades

A sólo 27 kilómetros de la ciudad de Chihuahua, el municipio de Aldama se ha quedado rezagado en la generación de oportunidades para su población, sobre todo para los jóvenes que no encuentran oportunidades de empleo más allá de las maquilas de Chihuahua, las pocas fuentes de empleo locales y el crimen organizado. 

“Pues aquí la mayoría de las personas trabajamos en lo que son las maquiladoras en Chihuahua, aquí nomás el trabajo, pues, una que otra empresa costurera y las oportunidades para estudiar son muy pocas, hace falta una universidad para los chavos”, comentó Braulio López, quien vestía con una bata de la maquila Superior y regresaba a su casa luego del turno de noche. 

López, comentó que al mayor nivel del estudio al que se puede aspirar en Aldama es una carrera técnica en el Cecytech, mientras que el señor Alvián Delgado, dijo que los muchachos que buscan mejores oportunidades de estudio deben viajar hasta Chihuahua o ‘brincarse’ a trabajar en los Estados Unidos. 

Las calles del poblado de cerca de 30 mil habitantes se encuentran semi vacías, hay una ligera concentración de personas en la clínica del IMSS junto a la plaza principal, lugar que también resguardan varios soldados que estacionan su tanqueta frente a la entrada. 

“La verdad sí muchos se meten ahí a la bola, o sea a lo que no deben ¿si me entiende? Y es que de repente ya no hay qué hacer aquí, a las chavalitas las embarazan y al rato las dejan y si ya no encuentran marido, pues le tienen que hacer de la forma que sea, en la maquila o trabajando en tiendas”, explicó Javier Ríos. 

El pueblo, que tiene categoría de ciudad, crece muy rápido según comentan los pobladores, quienes apuntan rumbo al sector oriente, donde dice, está creciendo mucho, al igual que en la carretera a Chihuahua, donde llega mucha gente de otras partes, a la cual no conocen los pobladores del núcleo urbano, del pueblo original, como lo definió Villalobos. 

Se intentó contactar al presidente municipal Miguel Rubio, para tener una versión oficial del problema, sin embargo, no se encontraba en la presidencia y no respondió mensajes ni llamadas.