Local

Ignoran yonkeros orden de desalojar banquetas

Fueron avisados de desocuparlas el pasado 27 de julio por la SSPE y la Policía Vial

De la Redacción/El Diario

domingo, 31 julio 2022 | 20:40

Chihuahua, Chih.- Los yonkeros de la calle 46 ignoraron la determinación de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), por medio de la cual les otorgó un plazo de 24 horas para retirar vehículos de la banqueta.

El plazo otorgado venció el pasado jueves. Hasta ayer sábado los vehículos permanecían bloqueando las banquetas de la calle 46.

En un recorrido por esta calle, se pudieron apreciar todavía los 18 cascarones de vehículos que ofertan en partes o de los cuales no se pueden ya vender.

El pasado 27 de julio la Delegación Chihuahua de la Policía

Vial, notificó a los propietarios y/o encargados de este tipo de negocios de compra venta de partes de automóviles, que deberían de desalojar las banquetas.

Los establecimientos, que están a lo largo de la calle 46 en la colonia Rosario, tenían al menos 18 vehículos o “cascarones” de autos, los cuales además de no permitir caminar sobre las banquetas, pueden ser focos de infección al acumular insectos.

Elementos de la Subsecretaría de Movilidad del Estado pertenecientes a la SSPE, se encargaron de la notificación a los establecimientos, por tener los vehículos tipo chatarra estacionados en zonas prohibidas de estacionamiento sobre aceras, sentidos contrarios, esquina y carriles de circulación.

La autoridad competente les dio un plazo máximo de 24 horas para que retiraran los autos, el cual venció el pasado 28 de julio en punto de las 16:30 hrs.

En el recorrido efectuado por esta casa editora, se pudo constatar que hasta ayer por la mañana seguían los automotores parados sobre lugares prohibidos. Cabe destacar que no sólo los dueños de yonkes y de negocios de ventas de autopartes estacionan vehículos sobre las banquetas o espacios prohibidos, ya que también algunos vecinos utilizan de “garaje” las banquetas. Sobre la calle 46, en la colonia arriba citada, es común que los automóviles circulen a gran velocidad, por lo que es peligroso para los peatones el transitar sobre la calle.