Local

Ilumina maestro invidente el camino de otros

Desde hace 13 años Jorge es maestro, profesión que no buscó

De la Redacción/El Diario
miércoles, 15 mayo 2019 | 07:51

Chihuahua.- Jorge Ortega Urquidi es maestro desde hace 13 años, profesión que no buscó, pero que al cabo del tiempo terminó por encontrarlo a él y lo llevó a iluminar el futuro de decenas de alumnos, en su mayoría con discapacidad visual.

Ellos ven en él un ejemplo a seguir y una motivación, según comentaron.

Entre los días de clases que pasan entre bromas y en un ambiente de amistad, aprenden a utilizar todos los recursos posibles a su disposición, desde lenguaje braile, uso de bastón, hasta celulares y computadoras para lograr su autosuficiencia.

El maestro da clases en la Escuela de Artes y Oficios, donde se atiende a personas con distintas discapacidades, donde además de estos conocimientos básicos pueden aprender a desarrollar un trabajo con el que puedan generar ingresos.

Martín Toscano, quien es huérfano y alumno de Ortega aseguró que con su maestro ha aprendido mucho sobre cómo desarrollar nuevas habilidades dirigidas a vivir plenamente con su condición ya que se encuentra en un proceso de orientación y movilidad con el uso de su bastón.

Asimismo aprende lectoescritura. Además de estos primeros pasos de desarrollo para una persona que no tiene visión, el maestro también los enseña a utilizar la tecnología, con clases como computación para invidentes y uso de otros dispositivos electrónicos tales como el celular.

Con nuevos programas de voz, teclas braile y otras aplicaciones, el uso del internet, las llamadas y todo tipo de beneficios están disponibles para personas con alguna discapacidad visual, algo que para sus alumnos es una nueva opción para su aprendizaje además de los libros.

"Lo que más me gusta de ser maestro es ver el desarrollo y aprendizaje de mis alumnos que se van haciendo personas autosuficientes. Eso es lo que buscamos que puedan desarrollarse dentro de su casa. Eso es lo que me más me agrada que contribuyen en familia y sociedad y dejan atrás todos los límites, ya que la discapacidad no limita a las personas", detalló el docente.

Además de dar clases el profesor no sólo aplica los conocimientos que conoce, sino que explicó que ser maestro conlleva conocer también a los alumnos como personas, conocer sus entornos, sus gustos y dificultades, para trabajar con ellos como individuos.

"Yo trato de ser un amigo para ellos, no sólo su profesor. Respeto su ritmo porque como sabemos no todas las personas piensan igual, ni se desarrollan igual. Hay que usar distintas estrategias porque el aprendizaje no puede ser estandarizado cuando se trata de personas con discapacidad, hay que buscar la forma de adecuar el conocimiento para que vaya entrando desde su propia reflexión", explicó.

Así pues comentó que la educación del maestro no termina fuera del aula, pues en la sociedad también falta educar a los ciudadanos y a las instituciones para que faciliten la inclusión de las personas con discapacidad.

"En el día del maestro hay que recordar que todos los maestros son muy importantes y necesarios para la sociedad, ya que son los encargados de construir una sociedad más prospera, más inteligente y responsable. A los alumnos yo les diría que nunca es tarde para aprender y que nunca se queden en un solo lugar, busquen moverse para poder aprender y aprender", concluyó.