Local

Impulsa Index desarrollo de nuevos proyectos

De 25, se llevan primer lugar tres equipos en el Reto Kaizen 2021, alumnos del Tec 1

Gabriel Ávila/El Diario
Gabriel Ávila/El Diario

Francisco Córdova/El Diario

sábado, 20 noviembre 2021 | 07:53

Chihuahua, Chih.- Estudiantes del Tecnológico de Chihuahua I tuvieron una sobresaliente participación en el Reto Kaizen 2021 organizado por Index, en el cual obtuvieron tres primeros lugares con los tres equipos participantes y quienes compitieron contra alumnos de distintas universidades en la resolución de problemáticas reales dentro de varias empresas.

Este reto fue una iniciativa de la Asociación de Maquiladoras y Exportadoras, Index, que tiene como objetivo principal el impulsar el desarrollo de nuevos talentos en la industria y fortalecer la vinculación escuelaempresa.

Esto a través de la metodología Kaizen, un método de origen japonés aplicado al mejoramiento continuo de las empresas,  para lo cual los alumnos debieron desarrollar soluciones aplicables a  problemáticas reales en estos centros de trabajo y producción.

En esta primera edición se tuvo la participación de 90 estudiantes que presentaron 25 proyectos,  en nueve empresas mientras que el Tecnológico I participó con un total de 19 alumnos, con tres equipos que se posicionaron en los primeros lugares trabajando en las empresas Batesville, Pace Industries y Manesa, explicó Itzel Alejandra Palacio, subdirectora de planeación y vinculación.

Destacó que cada equipo estuvo compuesto por alumnos de todas las carreras y semestres lo que demostró que los estudiantes de la institución han aprendido a trabajar en equipo y a compartir y aplicar sus conocimientos teóricos a la práctica, pues con el desarrollo de sus proyectos pudieron dar la mejor resolución a los retos que se les presentaron, de ahí que hayan ganado los primeros lugares.

El equipo que trabajó en Manesa estuvo compuesto por Luis David Olivas, Edgar Nevárez, Ana Paola Robles, Luis Fernando Batres de la carrera de ingeniería  Industrial, así como Hiram Baca de la carrera de ingeniería electromecánica.

Quienes presentaron el proyecto Pems, en kanvan de componentes para sheet metal asesorados por la maestra Rocío Caraveo.

Según explicaron los jóvenes si bien en sus clases aprenden lo teórico, como lo es el conocimiento matemático a través de esta coordinación y trabajo en las empresas pudieron llevar a la práctica lo aprendido.

Señalaron que en este sentido algunos de los retos fueron el trabajar con el recurso humano, además de los contratiempos que van más allá de un proyecto que se presenta en el papel.

“Esto nos ayudó a ver la aplicación de las herramientas y conocimientos en su aplicación en una empresa y como todo ese conjunto puede mejorar tanto el comportamiento y eficiencia de un operador y más que nada los rendimientos monetarios para la empresa. Esto en conjunto con todo el personal, porque lo que nosotros pudimos hacer es crear un ahorro real”, comentaron.

Los estudiantes destacaron que más allá de los premios recibidos, la experiencia y la vinculación, el conocer a gerentes, operadores y lo que sucede en la práctica es lo que más valoran de la experiencia, pues algunos de ellos están por terminar sus estudios universitarios y con ello ya se preparan para la aplicación de todo lo aprendido en sus carreras, así como el trabajo con sus compañeros y como los conocimientos de cada uno pueden ser aplicados.

Asimismo el equipo que trabajó en Batesville estuvo compuesto por Lizbeth Jaquelin Morales Arenívar de la licenciatura en administración, Erika Vanessa Lazcano Arzate de ingeniería química,

Giselle Rubí Enríquez Pacheco y Ana Lilia Gutiérrez Piñon de ingeniería en electromecánica, así como María Fernanda Armendáriz Erives y Lucero Sarahi Jauregui Borquez de ingeniería industrial.

Para las estudiantes, que incluso algunas de ellas como Giselle, sólo habían llevado clases de manera virtual representó el por fin llevar a buen puerto su aprendizaje, y hacerlo de una manera en la que sus decisiones tenían repercusiones importantes dentro de la empresa.

“Creo que como alumnos del Tec sabemos trabajar en equipo y más con los compañeros de otras carreras, al llevar todos un tronco común, había químicos, electromecánicos, industriales, de  administración y si algo no sabías o conocías, el otro sí lo sabía, entonces aprovechábamos esto”, “La parte fundamental por la que nuestro proyecto destacó fue que principalmente estamos en la fundación Wadhwani y todas somos de esa fundación, entonces el mezclar el emprendimiento y los conocimientos de este proyecto que se implementa en el Tecnológico nos ha abierto las puertas para conocer personas de otras carreras, de otros semestres, con conocimientos totalmente diversos, lo que nos ayudó a mezclar costos, manufactura, mezclar todos los conocimientos de cada carrera y sacar lo mejor posible fue lo que nos ayudó incluso a llegar a formar parte del Reto Kaizen”, puntualizaron.