Local

Indigente fallecido padecía de sus facultades mentales: Cruz Roja

La muerte el lunes pasado frente a la clínica generó polémica

El Diario

De la Redacción/El Diario

jueves, 17 octubre 2019 | 08:17

Chihuahua.- El indigente fallecido el pasado lunes frente a las instalaciones de la Cruz Roja padecía de sus facultades mentales, según constataron los médicos que lo atendieron. 

El hombre, quien no dio su nombre al decir que no lo sabía, manifestó entre otras cosas, que su brazo había sido amputado, siendo evidente que esto era falso, por lo que al no encontrársele algún problema de salud durante dos atenciones médicas, se canalizó a la Policía Municipal, aseguró Luis Javier Almazán, coordinador administrativo de la delegación. 

“Él decía que le habían amputado el brazo, estaba afectado de sus facultades. No le faltaba ningún brazo, las dos extremidades las tenía y estaba bien. Se le inyectaron entonces vitaminas que traía prescritas (de un doctor de farmacia similar), sin ningún costo, no hubo costo a su consulta”, destacó. 

No obstante tras la revisión de un primer doctor el día viernes 11 de octubre, y posteriormente de un segundo en otro turno el sábado, al día siguiente el domingo, se decidió que fuera canalizado a las autoridades municipales para ser llevado a un albergue, no obstante no hubo la recomendación desde la propia Cruz Roja para que fuera internado en un centro psiquiátrico. 

En dos valoraciones los doctores aseguran que no presentaba ninguna anomalía salvo que se encontraba bajo influjos de drogas y que padecía de sus facultades mentales. Sin embargo tanto el lunes como el domingo continuó pernoctando en las instalaciones. 

A pesar de que se le proporcionaron alimentos e incluso una cobija, el hombre podría haberse enfermado en este transcurso, cuando debido a que ya había sido valorado en dos ocasiones no se le revisó una tercera. “El sábado fue la última vez que lo valoró el médico y no traía problemas, ni de bronquios, nada. 

El domingo intentó otra vez pedir la atención pero como ya había sido reiterado no se le dio la atención. Sin embargo él hablaba y lo hacía dentro de lo normal. 

No tosía, ni nada como para que presentara alguna alteración de su salud”, destacó. 

El experto explicó que en situaciones de alteraciones de la conciencia sí solicitan la canalización para una revisión especializada o bien al psiquiátrico ya que la Cruz Roja atiende sólo urgencias y medicina general no esta especialidad, por lo que debió ser la Policía Municipal quien realizara este traslado, lo cual no sucedió, pues aunque fueron llamados desde el domingo sólo se entrevistaron con el hombre y el lunes al subirlo a la unidad después de unos minutos ya no contaba con signos vitales. 

No obstante la Cruz Roja reiteró que la atención es humana en sus instalaciones, pues Almazán destacó que siempre reciben y atienden sin costo a personas en condición de calle, como sucedió en este caso por dos ocasiones pues no existe el objetivo de lucrar con los servicios médicos que son adicionales a la atención de emergencias. 

Tras este incidente reiteraron que buscarán agilizar las acciones en cuanto se detecte una anormalidad como sucedió en el caso de este hombre, quien aún permanece en calidad de desconocido y sólo refirió que era originario de Oaxaca.