Local

Inseguro y desatendido el Libramiento Oriente

Atraviesa zonas de alta criminalidad de la capital sin que se avisten patrullas o elementos de vigilancia

Francisco López/El Diario

Salud Ochoa/El Diario

martes, 11 enero 2022 | 05:00

El Libramiento Oriente ubicado entre los municipios de Chihuahua y Aquiles Serdán e inaugurado en abril del 2015 por el ex presidente Enrique Peña Nieto, se ha convertido en un tramo inseguro y desatendido por las autoridades, situación que quedó en evidencia este lunes 10 de enero ya que, tras el asalto ocurrido durante la madrugada, ninguna corporación de seguridad estatal tiene claridad respecto a los hechos, en tanto que la Guardia Nacional, no responde cuestionamientos.

Dicha carretera atraviesa en su recorrido de 42 kilómetros, varias zonas “conflictivas” de los municipios citados, mismas que han sido puntos de eventos delictivos diversos al igual que ha ocurrido con esa vía, donde -además del reciente asalto- se han registrado accidentes fatales, ejecuciones y tiradero de muertos. 

En el 2019 ya habían asaltado la caseta norte de la misma rúa.

El tramo federal concesionado -según confirmación de la SICT- inicia en el denominado “entronque Jiménez” sobre la carretera federal 45, y desde ese punto tiene a sus costados colonias reconocidas por la autoridad como “riesgosas” no solo por las ejecuciones sino también por la venta y consumo de drogas, según lo dijo la propia Fiscalía del Estado en marzo del 2021.

Laderas de San Guillermo, Vistas de San Guillermo, Punta Oriente, Jardines de Oriente, Ladrilleras Sur y Rancho de En medio se encuentran en esa zona, pero al norte, donde el libramiento concluye a la altura del kilómetro 19, están las colonias Riberas de Sacramento, Vistas del Norte, Valles de Chihuahua y Ladrilleras norte, espacios que suman dígitos y cuerpos sin vida a los índices de criminalidad.

En un recorrido por el lugar se pudo constatar la nula vigilancia, con elementos policiacos y/o patrullas, que existe a lo largo de la vía, por donde transitan -en su mayoría- unidades de carga pesada.

Si bien es cierto, durante el trayecto se contabilizaron por lo menos 15 cámaras de vigilancia instaladas a los costados, también lo es que existen puntos solitarios y de mayor riesgo, particularmente en la parte alta de la sierra de Nombre de Dios.

La caseta objeto de asalto se encuentra aproximadamente a dos kilómetros de la colonia Vistas de San Guillermo, sitio que, a decir de los vecinos, carece de vigilancia policial lo que permite que la delincuencia actúe con entera libertad.

En el sector, donde también se encuentra la colonia Punta Oriente, la existencia de decenas de casas destruidas y/o en condiciones de abandono, se constituye como factor para la criminalidad debido a que allí se concentran adictos, malvivientes y narcomenudistas.

“Nadie nos hace caso. Nos tienen olvidados, no se ven patrullas y tampoco policías. Tenemos que cuidarnos nosotros mismos”, dijo Socorro, vecino del lugar quien agregó que “no es extraño que haya robos, asaltos y malandros por todas partes”.

La madrugada de este lunes, un grupo de sujetos perpetró un asalto en la caseta de peaje ubicada en el kilómetro 3 del Libramiento muy cerca de las colonias antes mencionadas. Aparentemente estaban armados y se habrían llevado pertenencias de los trabajadores, así como por lo menos 4 mil pesos producto del pago hecho por los usuarios.

Algunas versiones indican que los hampones huyeron a pie, aunque lo que prevalece es la opacidad y la confusión en la información existente. A primeras horas de la mañana se hablaba de un comando compuesto de por lo menos 17 hombres; más tarde, el secretario de gobierno César Jáuregui dijo que en la reunión de seguridad fue informado que se trataba de menores de edad.

“La información que tengo es que se trataba de tres o cuatro jóvenes de entre 15 y 17 años de edad, que llegaron con un arma y que se llevaron aproximadamente algo así como 4 mil pesos que es lo que se encontraba hasta el momento recaudado en la caseta”, dijo Jáuregui y precisó que el lugar cuenta con vigilancia privada por lo que, se tenían los elementos para poder dar “rápido” con los autores del ilícito.

“Vamos a investigar este asunto como es debido, ahí hay elementos que van a conducirnos rápido a quienes hicieron eso”, aseveró Jáuregui Moreno.

Sin embargo, la Fiscalía General del Estado -a través de la oficina de Comunicación Social- dijo más tarde, que el asunto fue atendido directamente por la Secretaría Estatal de Seguridad Pública -SESP- y al parecer, sería turnado a la Fiscalía General de la República -FGR-.

La SESP por su parte, indicó que “el primer respondiente fue la Guardia Nacional -GN- y fueron ellos los que pasaron el dato de que eran de 15 a 17”, por lo que no contaban con un reporte oficial únicamente con la información que generó la GN.

En ese contexto se preguntó a la vocera de la Guardia Nacional, Daniela Gómez, respecto a la existencia del reporte oficial y el contenido de este, quien únicamente respondió que lo “checaría”.

Alrededor de las 10:30 de la mañana de ayer lunes, una pareja de policías ministeriales abandonó las instalaciones de la caseta afectada. 

-En 2019 asaltaron la caseta norte del libramiento

-También se llevaron 4 mil pesos

El asalto a la caseta de peaje ocurrido la madrugada del pasado lunes, no es el primer incidente que ocurre, anteriormente ya se había dado otro asalto, en la caseta norte de donde también se llevaron 4 mil pesos. Además, hay otros incidentes registrados en archivos periodísticos relacionados con robos y hasta persecuciones.

El 22 de diciembre de 2019, un hombre armado asaltó durante la noche la caseta norte del libramiento oriente ubicada en el kilómetro 38 más 360. Pasadas las 21:00 horas un sujeto llegó al lugar y con una pistola tipo revolver amagó a una empleada, quien le entregó 4 mil 500 pesos. El responsable del atraco fue un hombre delgado, que vestía ropa de un color oscuro, mismo que huyó a pie rumbo a la colonia Riberas de Sacramento. Policías desplegaron un operativo para tratar de ubicarlo, sin embargo, no obtuvieron éxito.

El 22 de diciembre de 2018, un grupo de pistoleros asaltó a una familia de paisanos a quienes despojaron de una camioneta cargada con artículos diversos. El asalto se cometió casi donde inicia el libramiento en sentido de sur a norte. Los afectados viajaban en una pick up marca Ford, modelo 2008, con placas de Texas, cuando fueron interceptados por los asaltantes quienes tripulaban una troca Dodge RAM. Agentes de la Policía Municipal entrevistaron a los afectados y los trasladaron a la Fiscalía Zona Centro para que interpusieran la denuncia.

El 30 de junio de 2017, tras intentar robar a una compañía de valores y luego de una persecución que culminó en el kilómetro 30 del Libramiento Oriente, tres sujetos intentaron huir corriendo del lugar, sin embargo, uno de los guardias de seguridad disparó y privó de la vida a uno de los asaltantes.

La persecución dio inicio en el kilómetro 54 de la carretera Chihuahua-Ojinaga, luego de que los maleantes interceptaron un automóvil Chevrolet Spark en el que viajaban dos guardias de seguridad, resguardando el dinero de una empresa. Uno de los agresores se dirigió a los empleados de la compañía y les disparó con un arma de fuego con el objetivo de apoderarse del dinero, sin embargo, los afectados repelieron la agresión y los persiguieron, llegando hasta el kilómetro 30 del Libramiento donde descendieron del automóvil Gol y trataron de huir de manera pedestre. Fueron detenidos.

-Ejecutados, encobijados y esqueletizados en colonias aledañas al libramiento

El hallazgo de cuerpos ejecutados, decapitados, encobijados y hasta esqueletizados, han sido una constante en las colonias aledañas al Libramiento Oriente.

El pasado 12 de noviembre de 2021 fueron localizados tres cuerpos sin vida a un costado del libramiento oriente al sur de la ciudad. Los cadáveres, que contaban con señas de violencia, estaban en predio ubicado a un costado del Libramiento Oriente. La autoridad informó que el hallazgo se dio a la altura del kilómetro 24 del libramiento que conecta la carretera a Delicias con la carretera a Aldama y Ojinaga; a pocos metros de la carpeta asfáltica.

El 18 de septiembre de 2021, el cuerpo de un hombre en estado de descomposición fue localizado la noche de ese sábado, en un terreno ubicado entre el libramiento oriente y la avenida Equus. Según los datos de las autoridades, vecinos del sector informaron que se localizaba el cuerpo en avanzado estado de descomposición junto a un rancho, en el punto antes mencionado al suroeste de la ciudad.

El 4 de mayo de 2021, se tomó nota de un hombre maniatado y sin vida en una finca de Rancho de Enmedio. El sujeto estaba en el interior de una granja en el citado lugar, al extremo suroriente de la ciudad, en una brecha cercana al aeropuerto. Los familiares del ahora occiso fueron quienes encontraron el cuerpo maniatado y con un disparo de proyectil de arma de fuego en la cabeza. De manera preliminar se dio a conocer que el hombre se quedaba en esa finca a pernoctar, por lo que, al no saber sobre él en días, sus familiares decidieron acudir al lugar, llevándose como sorpresa el fallecimiento.

El 31 de enero de 2021, los cuerpos de dos hombres decapitados fueron localizados en el ejido Rancho de En medio. El hallazgo ocurrió cerca del Libramiento Oriente, a donde acudieron agentes policíacos. Se trata de dos hombres, cuyos cuerpos estaban decapitados, sin embargo, no fue posible la localización de las cabezas.

Ese mismo mes, el 11 de enero de 2021, personal encargado de realizar la limpieza en el Libramiento, avistó el cuerpo de una persona tirada a metros de la carretera, en una brecha cercana a la misma. Los primeros informes indicaron que el occiso tenía las características de una persona privada de la libertad en días previos.

El 23 de enero de 2020, a la altura del kilómetro 26 del citado tramo, se encontró un cadáver encobijado, mismo que posteriormente se supo correspondía al sexo femenino. Fueron pobladores de las zonas cercanas quienes al pasar por un predio ubicado en una brecha observaron lo que parecía el cuerpo de una persona envuelto en una cobija y lo reportaron a las autoridades.

El 11 de septiembre de 2019, en el ejido Rancho de Enmedio, se encontró un cuerpo esqueletizado. El hallazgo se presentó cuando se desarrollaban actividades de seguimiento a líneas de investigación en torno a casos de personas con estatus de desaparecidas y/o no localizadas. De acuerdo al peritaje antropológico inicial, se trató de un cuerpo del sexo femenino.

El 16 agosto de 2018, se encontró el cuerpo de una persona sin vida a pocos metros del Libramiento Oriente a un costado de la colonia Punta Oriente. El cadáver estaba envuelto en varias cobijas y los primeros reportes indicaron que la víctima mostraba huellas de violencia en diferentes partes del cuerpo.

El 6 de noviembre de 2017, cuatro cuerpos fueron “tirados” en diferentes puntos de la ciudad de Chihuahua, uno de ellos en la avenida Tabalaopa, atrás de Vitromex. Estaba cubierto con una cobija. Durante la madrugada de ese día, se había localizado a la primera víctima en el cruce de la avenida Vereda Real e Isla Tiburón, de la colonia Veredas, al sur de la ciudad. Alrededor de las 8:00 horas, agentes hallaron otro cuerpo sin vida dentro de refrigerador en las calles Praderas de Madagastar y Praderas de Alto Velo, que presentaba varios impactos de arma de fuego y visibles huellas de tortura. Minutos más tarde, encontraron otro cuerpo sin vida en el Libramiento Oriente cerca de la carretera a Juárez, el cual presentaba varios impactos de arma de fuego y las manos atadas.

El 13 de diciembre de 2017, el cuerpo de un hombre maniatado y con el tiro de gracia fue localizado en un camino de terracería junto a la colonia Vistas del Norte, cerca del Libramiento. La víctima, de entre 25 y 30 años, tenía un disparo de calibre .380 en la cabeza y se encontraba atado de manos.