Local

Instalaciones deportivas, del orgullo... a la basura

El abandono en el que quedaron el velódromo y la alberca olímpica en la pasada administración dejó pérdidas por 50 mdp

Orlando Chávez/ El Diario

viernes, 20 enero 2023 | 09:31

Chihuahua.– El abandono en que la pasada administración mantuvo el velódromo de la Deportiva Sur y la Alberca Olímpica de la Ciudad Deportiva generó daños y pérdidas superiores a los 50 millones de pesos, dijo ayer la directora del Instituto Chihuahuense del Deporte, Teporaca Romero.

Explicó que en el caso del velódromo, en el que se invirtieron más de 15 millones de pesos en la administración 2010-2016 para dejarlo en operaciones, no hay nada que hacer por la obra, ya que sería más costoso repararlo que hacer uno nuevo.

Otro caso destacado por la funcionaria es el de la Alberca Olímpica, la cual permanecerá cerrada, ya que se requieren 35 millones de pesos para repararla.

El velódromo fue inaugurado en 2007 y recibió el nombre de Alonso Cano, en memoria del ciclista fallecido un año antes en un accidente. En los años siguientes fue utilizado para diversas competencias y sus características fueron destacadas por los deportistas.

En el 2015, en una nueva administración, un tornado derrumbó prácticamente la mitad de la estructura, por lo que se invirtieron más de 15 millones de pesos para que quedara en condiciones para ser utilizado.

Según Romero, luego de esos trabajos el velódromo no recibió más mantenimiento, por lo que quedo inservible. Mencionó que el proyecto que se tiene es que la Unidad Deportiva Sur sea un centro de entrenamiento en el que haya, entre otras instalaciones, un velódromo para los ciclistas, pero esto dependerá en parte de los recursos que se logren con la participación social.

En el caso de la Alberca Olímpica, expuso que se debe reparar el techo y problemas en la parte de la fosa. 

Los trabajos de reparación y mantenimiento de la Alberca Olímpica, la cual ha estado cerrada por más de dos años y medio debido a fugas de agua, costarán alrededor de 35 millones de pesos, pues el estado en que se entregó fue muy malo, dijo Teporaca Romero.

En octubre del 2021 se tomó la decisión de realizar un estudio de las condiciones de la alberca, por lo que tuvo que ser cerrada. 

En ese entonces se informó que los problemas generados por años de falta de mantenimiento provocaron fugas por las que se pierden diariamente 60 mil litros de agua.

Desde que inició la pandemia y las restricciones para evitar contagios de Covid-19, en el 2020 la alberca fue cerrada al público. Fue en el 2022 con el cambio de las medidas restrictivas que se permitió utilizarla de nuevo, pero en todo el tiempo que estuvo fuera de servicio no se le dio mantenimiento, por lo que ya no pudo ser aprovechada.