Local
Punta Oriente

Invitan a ser padrinos de comida para niños

Por 50 pesos a la semana

Francisco Córdova / El Diario

martes, 07 junio 2022 | 20:42

El comedor y asociación civil Pancitas Llenas es un proyecto que busca mitigar la hambruna infantil en colonias prioritarias como lo son Punta Oriente. Actualmente y luego de que esta crisis se agravara tras la pandemia, tienen un programa de apadrinamiento en el que por 50 pesos se garantiza el alimento de un niño semanalmente. Actualmente y con poco apoyo, mantienen la alimentación de hasta 68 de ellos. 

Así lo destacó la coordinadora del programa, Olivia Sáenz, que desde hace cinco años trabaja en este proyecto de apoyo alimentario. Para Sáenz, también vecina de la colonia, la situación de falta de alimentación sobre todo para los pequeños es grave, por distintos factores como la situación económica de las familias. 

Señaló que el hambre que viven los niños conlleva problemas desde su desnutrición, su aprovechamiento escolar, y por ende su correcto desarrollo, con lo que a través de distintos apoyos, también que actualmente buscan en especie se les ofrece al menos el alimento tres días por semana, y cuando los apoyos son más, incluso los siete días. 

“Atendemos a niños y abuelos y con 50 pesos se les da comida al menos lunes, miércoles y viernes una comida, que es para lo que nos alcanza. Cuando tenemos más en la alacena hacemos lo posible por darles todos los días, por eso también preferimos apoyos en especie, aunque ya con todo que está tan caro hemos batallado más”, comentó Sáenz. 

Señaló que actualmente solicitan donaciones en especie ya que tienen actualmente lo más básico como pastas, frijoles, arroz, entre otros alimentos de canasta básica.

“La situación de hambruna es constante aquí en las colonias, sobre todo por la situación de adicciones, consumo de cristal en las familias que conlleva omisiones por parte de algunos de los padres, por lo que los niños pasan hambre y pues es aquí donde los atendemos”, detalló. 

A esto se añade la situación económica precaria de las familias, la ausencia de padres trabajadores, entre otros, explicó. Tras cinco años y luego de la pandemia la situación se ha complicado, y actualmente sólo tienen alrededor de 10 padrinos constantes. 

Actualmente en las instalaciones avanzan un proyecto para instalar mesas y sillas para que los pequeños puedan comer en el sitio. “Ellos traen su vaso y su plato donde les servimos y se lo pueden llevar a su casa, pero muchos se quedan sentaditos en cuclillas comiendo en la banqueta, y les decimos que entren a la cocina a comer, porque nos dicen que no se van porque les quitan su comida”, puntualizó. 

Añadió que la situación es grave y que esta misma creció con el paso de la pandemia, y actualmente los niños desde 2 a 14 años son los más afectados, pues pasan a veces el día sin probar alimentos o comiendo comida chatarra. 

Para quienes deseen apoyar la alimentación de los niños puede hacerlo a la cuenta BBVA  con número 4152 3138 7824 4586 a nombre de Guadalupe Oliva Sáenz o acudir a llevar alimentos en especie al comedor ubicado en Punta Mulato 9729 de la colonia Punta Oriente o bien a la dirección Río de Janeiro 804, Panamericana, donde se encuentra su esposo y donde también puede recibir los apoyos. 

fcordova@hotmail.com