Local

Invitó a policías a baby shower porque nadie fue

Elementos municipales llevaron regalos

De la Redacción

jueves, 16 junio 2022 | 17:31

Chihuahua.- El operador del 9-1-1, Brayan Durán, compartió la historia de un llamado que recibió en su trabajo a finales de mayo, donde un hombre próximo a ser padre, quien se comunicó al número de emergencias para invitar a los policías a "echarse un taco" a un baby shower que habían organizado, ya que los amigos que invitó lo dejaron plantado, y tenía mucha comida que se le iba a echar a perder.

Durán, creyó que se trataba de una llamada falsa, hasta que escuchó la voz del señor quebrarse, por lo cual decidió pasar el reporte como apoyo a la ciudadanía, al no ser una emergencia, y dio aviso a sus compañeros.

Al terminar el turno laboral, decidieron asistir, con riesgo de que fuera falso, y se sorprendieron al llegar, ya que pudieron observar que acudieron elementos de más corporaciones para acompañar a los futuros padres y "echarse un taco" ofrecido. De igual manera, se organizaron, para juntarle diversos artículos, pañales y ropa de bebé para la llegada de su hija.

"Estaba muy agradecido, porque asistimos", comentó al decir que el futuro padre estaba muy feliz sirviendo comida a sus invitados y agradecido de que lo acompañaran.

"Es un sentimiento que llega al corazón, somos padres y con tantos años de servicio, nos hemos percatado de diversas situaciones, y a todos nos pegó y fuimos a acompañarlos uno momento", detalló el policía primero Oscar González.

Los elementos acudieron al llamado, como lo hacen con los reportes que reciben a diario en el número de emergencias, por lo cual Marisol, la futura madre, agradeció de corazón que los acompañaran un momento en su festejo.

"Mi esposo lo organizó, pero varios de sus amigos no pudieron venir y había hecho mucha comida, y se le ocurrió marcar al 911 para que se echaran un taquito", detalló la esposa, sin imaginar que su casa se llenaría de policías.

Compartió, además, sentirse muy emocionada de ver a tantos policías, ya que su esposo se había esforzado mucho en hacer este festejo para su bebé: "Me sentí muy emocionada y feliz, mucha gente los ve y comenta cosas feas de los policías, pero ellos no saben lo que es estar detrás de un uniforme y no saben de la bondad que tienen", expresó.