Local

Joven hallado en tiro de mina ya fue sepultado

Fiscalía se sigue negando a confirmar si pertenecen a José Antonio Maldonado a pesar de que ya entregó los restos a la familia

De la Redacción

domingo, 24 noviembre 2019 | 15:49

Chihuahua.- José Antonio Maldonado, quien permanecía en calidad de desaparecido desde el pasado 15 de julio de 2019, fue asesinado cinco días después de su desaparición, cuando según testigos, fue levantado por varios hombres a bordo de un automóvil Jetta. 

Sin embargo, fue hasta cuatro meses después, el pasado 9 de noviembre, cuando sus restos fueron encontrados durante un operativo de búsqueda en un tiro de mina localizado en el poblado de Santo Domingo, municipio de Aquiles Serdán. 

A pesar de que la Fiscalía se ha negado a confirmar de manera oficial la identidad del joven, asegurando que aún se encuentran en espera de resultados de las pruebas genéticas, su familia informó que Antonio fue sepultado en el panteón municipal número 4, ubicado en Carrizalillo, el pasado 13 de noviembre. 

Es decir, apenas 4 días después del hallazgo.

 No obstante, según declaraciones de los familiares, la Fiscalía les entregó restos humanos irreconocibles y que, “se sabe le pertenecen por la coincidencia de las pruebas genéticas”, a pesar de que no pudieron ver el interior del ataúd. 

La incertidumbre prevalece en la familia Maldonado ya que desconoce las motivaciones de los asesinos debido a que días antes, el 11 de julio, fue levantado otro joven de nombre Antonio Mendoza y de la misma edad, 18 años, quien vivía tan sólo a unas cuadras de la casa de Maldonado. 

“Lo que yo no entiendo es por qué lo levantaron, y al otro muchachito, no nos han dicho realmente nada. Estamos en ceros. Ahorita al menos ya lo encontraron pero, obvio no como queríamos”, lamentó la familia de José Antonio. 

En esta zona donde se ubica el tiro de mina en Santo Domingo se han encontrado en menos de un año 18 cadáveres que son lanzados a más de 200 metros de profundidad, y donde también el pasado 17 de agosto fueron localizados los restos de otros cinco cuerpos humanos, entre ellos el de Ivannia Perea, jovencita levantada junto a su padre Luis Martín Perea en Jardines Universidad, y otras personas que hasta la fecha no sido identificadas oficialmente. 

Además de los restos óseos que se lograron recuperar tras el operativo del 9 de noviembre en el que participó un equipo de la Fiscalía estatal, en colaboración con socorristas de la Cruz Roja Mexicana, también se hallaron prendas de vestir, zapatos de diferentes colores, tenis, huaraches, calcetines, un suéter de color negro, shorts, pantalonera, playeras e incluso pantalones de mezclilla, así como casquillos percutidos calibre .9 y .40 milímetros. 

En el caso de Antonio Maldonado los familiares no recibieron ninguna de las pertenencias. 

“En la Fiscalía nos dijeron que estaba desnudo y no nos han querido entregar nada de su ropa, él cuando desapareció llevaba una pantalonera negra con rayas blancas y tenis negros, pero nos dijeron que no nos la iban a dar, ni el celular, ni nada, porque fue homicidio e iban a seguir investigando”, explicaron. 

Lo que sabe la familia es que Antonio fue brutalmente golpeado en la cabeza. 

Sin embargo las investigaciones no han arrojado ningún culpable hasta el momento por lo que la familia teme por su seguridad y viven en la zozobra. 

“A uno ya le da miedo hasta salir a la tienda, cómo es posible que todo pase enfrente de tu casa y a la luz del día. 

El de él no fue el único cuerpo que encontraron y aquí en la colonia son jóvenes, ya estuvo de tanta violencia, uno ya no vive tranquilo con tanta cosa”, dijeron. 

A pesar de ello, los allegados del joven manifestaron una exigencia de justicia y pidieron a las autoridades dar con los responsables. 

“Ojalá que sigan investigando, ya tenemos sus restos pero esto no ha terminado. 

“Nada nos lo va a devolver, pero esas gentes no tienen por qué estar libres, van a seguir matando y van a seguir destruyendo más familias. Uno no les desea nada malo, pero ya basta”, sentenciaron. 

Por su parte, la familia de Antonio Mendoza se negó a dar alguna declaración y dijeron que hasta el momento no les han dicho si el joven se encontraba junto a los restos de las alrededor de cinco personas que fueron encontrados en la última búsqueda realizada en el citado tiro de mina convertido en cementerio clandestino.