Local
Sitios con Historia

La Catedral, arte barroco y centro de fe

Yambién contiene trece estatuas importantes para el catolicismo, al tratarse de apóstoles de Jesucristo

Silvestre Juárez/El Diario

Juan Carlos Núñez/ El Diario

viernes, 12 febrero 2021 | 05:44

Chihuahua.- El majestuoso frente de la Catedral de Chihuahua, ejemplo de arte barroco, también contiene trece estatuas importantes para el catolicismo, al tratarse de apóstoles de Jesucristo, forma en que el templo recibe a los feligreses desde el atrio cuando ingresan a tomar misa, orar o alguna celebración religiosa.

Al ser el monumento religioso de estilo barroco más importante en el norte del país, así como patrimonio histórico, ya que su construcción inició en el año de 1725 como templo parroquial dedicado a San Francisco de Asís y Nuestra Señora de la Regla, es una de las edificaciones más visitadas por los turistas, así como ser sitio obligado para acudir en los paseos programados.

Dentro de sus características técnicas principales la parte principal consta de tres cuerpos superpuestos y claramente diferenciados por cornisas y sobre todo por el diseño de sus columnas, todas ellas estípites que se engrosan en el centro en relación a su basa y capitel.

Los primeros dos cuerpos cuentan con seis columnas, tres a cada lado de la calle central; mientras que el tercer cuerpo sólo

Contiene trece estatuas importantes para el catolicismo, al tratarse de los apóstoles de Jesucristo

tiene una a cada lado ya que la portada reduce su ancho a manera de remate. Entre cada columna en las dos calles laterales se encuentran nichos que albergan las estatuas de los doce apóstoles, se excluye a San Matías pero está San Pablo.

En la parte izquierda, en el primer cuerpo se encuentra la estatua de San Pedro portando en la mano derecha un libro y en la izquierda sus llaves y en el segundo cuerpo se encuentra San Judas Tadeo, en el tercer cuerpo está San Felipe. En la parte siguiente se puede ver a San Andrés y a Santo Tomás, abajo los demás.

En su interior cuenta con estilo barroco, cuenta con tres naves, la principal y dos laterales, así como dos cruceros, levantándose a cúpula ochavada, en cuyas pechinas están las imágenes que representan a los cuatro doctores de la iglesia.

El altar mayor está realizado bellamente en cantera y es de estilo barroco estípite, con profusa decoración en el copete. El altar principal está diseñado en mármol de Carrara y está ubicado frente a la calle principal del retablo mayor.