Local
Desde el sur hasta el norte de la ciudad

La franja de la pobreza

Alrededor de 33 mil chihuahuenses representan estar en condiciones extremas

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 14 julio 2021 | 17:20

Alrededor de 33 mil chihuahuenses representan estar en condiciones de pobreza extrema a moderada, de acuerdo con las cifras que ha dado el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), así como del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), cuyos números se han mantenido iguales desde los últimos censos sin acrecentar o disminuir por mucho. 

Aunque las metodologías de los organismos federales son distintas a las condiciones reales de las personas, especialmente por la diferencia entre las zonas con mayor desarrollo a aquellas que carecen de servicios básicos. La Dirección de Desarrollo Humano y Educación del Municipio, así como Desarrollo Social de Gobierno del Estado han reconocido que las zonas con mayor vulnerabilidad son en las periferias de la ciudad que se concentran mayormente al norte y sur y en menor instancia en el oriente. 

Aunque la dependencia municipal no cuenta con un censo definido, ya que muchas personas fluctúan su estancia en la ciudad, han entregado un total de 34 mil 240 despensas durante el tiempo que ha estado la pandemia de coronavirus (Covid- 19), que se asemeja un poco a los números de los organismos federales. 

No obstante, esto corresponde a la entrega durante este año, sin embargo el total de apoyos alimenticios desde el inicio de la contingencia han sido 71 mil 287 paquetes entre granos de frijol, lenteja, harina y arroz principalmente, que al ser una situación extraordinaria y atípica, se le dio a quien solicitaba, no necesariamente bajo el estudio socioeconómico normal. 

De lo correspondiente a los asentamientos rarámuri establecidos en el municipio, se tiene identificados a poco más de 20 de estos, con una población fluctuante de mil 200 personas, quienes se catalogan como de alta vulnerabilidad. 

En cuanto a las mediciones a nivel nacional, una persona se encuentra en situación de pobreza cuando presenta al menos una carencia social y no tiene un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades, sin embargo la pobreza extrema, es cuando presenta tres o más carencias sociales y no tiene ingresos para adquirir una canasta alimentaria, además de no contar con salud ni educación. 

Es por ello que la falta del ingreso corriente per cápita, rezago educativo promedio en el hogar, acceso a servicios de salud, seguridad social, calidad y espacio de vivienda, los servicios básicos de la casa, alimentación y grado de cohesión social. 

La pobreza en el municipio, a diferencia del resto del estado

A diferencia de los municipios de zonas serranas del estado y periferia de Ciudad Juárez, donde la última cifra de Desarrollo Social del Estado marcaban a 99 mil 200 personas que viven en extrema pobreza. En el caso del municipio de Chihuahua la zona rural no se encuentran dentro de este margen, sino en colonias muy alejadas con carencia de servicios básicos, condiciones marginales, así como sectores de mucha inseguridad, viviendas abandonadas y problemática social. 

La medición según el Coneval, en el municipio de Chihuahua, son 494 mil 726 personas con ingresos considerados de clase baja, ya que para considerarse clase media deberían tener salarios o capital superior a los 16 mil pesos mensuales, por lo que de los 937 mil 674 chihuahuenses de acuerdo con el Inegi, más de la mitad serían de ingresos bajos. 

Las colonias de atención prioritaria para el Gobierno Municipal, son consideradas de mayor marginación, de pobreza moderada y extrema son principalmente: Ladrilleras Norte y Sur, La Noria, Vistas y Granjas Cerro Grande, La Joya, Divisadero, Secretaría de la Marina, Cuauhtémoc, Valle Dorado, Los Llanos, Carrizalillo, Mezquites, Tres Marías, Tres de Mayo, Del Palmar, La Minita, 11 de Febrero, Las Torres, Granjas la Soledad, Ampliación Nuevo Triunfo, Nuevas Margaritas, El Porvenir, Tarahumara, Jorge Barousse, San Jorge, Ampliación Rubén Jaramillo, Sierra Azul, Jardines de Oriente y Laderas de San Guillermo, en ésta última aunque pertenece al municipio de Aquiles Serdán, se ha apoyado por parte de la administración municipal por la cercanía. 

En algunas de estas colonias llega el servicio de luz eléctrica, pero al no contar con agua potable ni drenaje, el servicio se lleva con pipas de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) con apoyo de empresas privadas, que diariamente reparten alrededor de 15 mil litros de agua con 10 trasportes en un aproximado de 15 viajes por vehículo. 

No obstante, de acuerdo al censo de población y vivienda 2020 del Inegi, son más de 115 mil personas que no cuentan con agua entubada a pesar de que cuentan con otros servicios como electricidad, gas, incuso internet, así como casas con piso. 

Las poco más de 33 mil personas referidas al principio de la nota, corresponden a quienes no cuentan con ninguno de los servicios o solo uno y no de manera legal, como estar colgados de un poste de luz o de otra casa; también se considera cuando no cuentan con piso ni de cemento, la casa está hecha con material débil como madera de baja calidad, cartón, lámina y existe o no fosa séptica. 

Los ingresos generalmente son del jefes varones de familia que labora de manera informal en la construcción o en alguna otra actividad como reparaciones, mecánica, electricidad o vendimia, pero también madres jefas del hogar, que usualmente son trabajadoras domésticas, comerciantes ambulantes, de tianguis, pero también incluyen las que laboran en empresas maquiladoras en las áreas de producción. 

Los niveles de estudios de los adultos usualmente son entre primaria o secundaria, así como otros miembros de la casa que ya laboran o tienen la preparatoria trunca. 

Durante los días más agudos de la contingencia sanitaria, se apreció que en diferentes colonias mencionadas colocaron pañuelos rojos afuera de sus hogares, con la intención de que alguien pueda auxiliarlas, ya que debido al a crisis económica, muchas no tenían ingreso para lo más esencial como es la alimentación, además de estar en una situación muy precaria. 

A pesar de que varias dependencias municipales han continuado con la asistencia en servicios, alimentos y gestorías a familias vulnerables, con el objetivo de impulsar el fortalecimiento familiar a través de dichos apoyos; además de todas las gestorías para entregar insumos de higiene y sanitarios, entre muchos más, que también se han unido asociaciones civiles, iniciativa privada y sociedad en general, durante diferentes recorridos por colonias marginadas, la situación es la misma y sin muchas posibilidades de mejorar. 

Antes de haber sido electo alcalde de la ciudad de Chihuahua, Marco Antonio Bonilla Mendoza fungía como director de Desarrollo Humano y Educación, quien en la temporada invernal del año pasado, comentó que a principios de la administración municipal se tenían detectadas 17 mil personas en pobreza extrema, pero actualmente en la ciudad existirían alrededor de 14 mil chihuahuenses en esta situación, que gracias a diverso apoyos y políticas públicas, se ha podido bajar esta cifra aunque falta mucho por hacer. 

Esto únicamente basado en los números de atención prioritaria, por lo que todavía hay sectores que no han logrado obtener apoyos de ningún tipo, no se les ha encontrado en casa cuando hay denuncias.