Local

La impunidad cambió su vida; madre de Alondra estudia Derecho

Quiere algún día ayudar y defender a personas de escasos recursos

Carlos González/El Diario
jueves, 12 septiembre 2019 | 10:27
El Diario

Chihuahua.- A casi dos años de la desaparición de la niña Alondra, su madre, Jesica Corpus, ha dado un giro a su vida y con la intención de superarse y en un futuro cercano ayudar a las personas de escasos recursos con conflictos legales, ingresó a la Universidad Autónoma de Chihuahua para estudiar la licenciatura en Derecho en su modalidad virtual.

“Para mí es difícil, nadie en mi familia a estudiado la universidad y no tengo a quien pedirle ayuda, pero estoy empezando y voy a esforzarme para seguir avanzando”.

Recordó que desde niña tuvo la intención de estudiar, pero que la falta de recursos lo impidió, por lo que ya grande terminó la primaria abierta y de ahí la secundaria, mientras que la preparatoria quedaría tunca al casarse.

Jesica Corpus informó que fue hace 3 años cuando retomó la preparatoria, la cual concluyó en febrero del 2017; siete meses después que desapareció su hija Alondra.

Su objetivo es terminar la licenciatura y de esa forma poder ayudar a quien lo necesite, “los servicios de un abogado son muy caros y por eso yo quiero seguir estudiando y ayudar a las personas que no tienen dinero para resolver problemas legales”.

Fiscalía olvida a Alondra

El próximo 18 de septiembre se cumplen 2 años de la desaparición de la pequeña, sin embargo, Jesica Corpus expuso que desde hace varias semanas no ha sido llamada por la Fiscalía para ser informada sobre los avances de la investigación.

“No se si la sigan buscando, no me han informado nada, pero mi esperanza sigue siendo la misma; cada mañana me despierto con la idea de que me van a hablar para decirme que la tienen a salvo”.

Agregó que el presunto responsable de su desaparición, Ramiro C.C., sigue prófugo de la justicia y que   su familia nunca ha aportado datos sobre los lugares en los que se pudiera encontrar.

Añadió que su vida a cambiado drásticamente y que el no saber en que condiciones se encuentra su hija ha sido una situación desesperante, pero que su esperanza sigue siendo que aparezca con bien en poco tiempo.

Además, reconoce que hay cierto temor de que pueda presentarse alguna represalia de Ramiro C.C., ante las investigaciones que lo involucran con la desaparición de su hija.

A días de que se cumplan 24 meses de su desaparición, no hay nada preparado, “solo la esperanza de que regrese con bien”, finalizó.