Local
Hoy, Día Mundial del Medio Ambiente

La naturaleza nos está diciendo con indicadores sobre el cambio climático: Arturo Limón

El día se celebra en medio de la pandemia, fuertes acontecimientos sociales y desastres naturales

Juan Carlos Núñez

viernes, 05 junio 2020 | 17:25

Chihuahua, Chih.-  El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra hoy jueves 5 de junio en medio de una pandemia mundial generada por el Covid-19, varios desastres naturales, acontecimientos sociales de gran preocupación y crisis económica, que invita a reflexionar sobre el actuar de la humanidad en el planeta tierra.

Para esto, el especialista y activista en ecología, Arturo Limón Domínguez, quien es catedrático de la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua (Upnech), dio su opinión de replantear el modo de vivir actual y hacer un alto para valorar el medio ambiente de “Nuestro Único Hogar”, dijo.

“Un Hogar en riesgo, en su diversidad biológica, clima y condición sanitaria, motivos todos de preocupación tanto urgentes como existenciales.

Debemos tener presentes los eventos recientes, como los incendios forestales sin precedentes en la Amazonia, las serpientes de fuego en California y el arrasamientos de grandes superficies en Australia, el derretimiento de los glaciares en extremo, asi como la superficie de Groenlandia y la migración de osos polares en zonas de Siberia, y la invasión de langostas en el Cuerno de África y ahora la pandemia de coronavirus (Covid-19) que nos ha puesto en jaque de manera global de un modo sin precedentes, todos ellos demuestran la relación inextricable entre los humanos y las redes de la vida en las que vivimos.

La naturaleza nos está indicando a través de la llegada de indicadores incuestionables, lo que grupos ecologistas desde décadas hemos señalado el cambio climático es una realidad, ante esta realidad es importante la participación de todos”, manifestó el ecologista.

Recordó que en 1995 su camino se cruzó con el célebre ecologista francés Jacques Cousteau en la Cumbre de Desarrollo Social en Copenhague Dinamarca, donde conversaron brevemente y lo invitó a venir a la Tarahumara para salvaguardar el bosque, “recuerdo que la coincidencia de cuidado ambiental se dio, ya que él habiendo visitado el Golfo de California o Mar de Cortez, como quiera llamarse, me indicó que era prioritario cuidar la tierra en la montaña y salvaguardar así ese otro espacio que ambos entendíamos era un eslabón vida el bioma marino, ya que él consideró siempre ese mar prístino como el acuario más hermoso del mundo, expresado en sus propias palabras”, platicó.

Manda mensaje a la comunidad y su actuar en la circunstancia actual

Las Naciones Unidas este 2020 proponen que actuemos todos buscando “inspirar un cambio positivo, y se basa en el precepto de que un cambio global requiere de una comunidad global.

El Día impulsa a las personas a pensar en la forma en la que consumen; a las empresas, a desarrollar modelos más ecológicos; a los agricultores y fabricantes, a producir de forma más sostenible; a los gobiernos, a salvaguardar los espacios silvestres; a los educadores, a inspirar a los estudiantes a vivir en armonía con la Tierra; y a los jóvenes, a que se conviertan en audaces guardianes de un futuro verde. Requiere de todos nosotros”.

Esta invitación me hizo compartir con ustedes como mi aporte en esta fecha, un cuadro que titulé testigo, mismo que realizamos en marzo del año 2001 de manera conjunta la pintora chihuahuense la maestra Alicia Anzaldúa y un servidor, bajo mi inspiración en el aporte de la idea y la realización plástica de ella.

En él pueden verse, dos tortugas que en la mar, una lleva cual si fuera una rémora de líquenes el planisferio que arrastra sobre su caparazón, la otra nos muestra la historia de la humanidad desde el modelo evolucionista, se ve como arranque a la base una imagen del Bing Bang en la parte inferior, sigue el vulcanismo, de lado los dinosaurios por un lado y el hombre primitivo, del otro lado se muestran la creación de las diversas culturas de oriente y occidente, al centro como eje de equilibrio la naturaleza y sobre ella la salida de una nave espacial, que ya no va al espacio sideral, sino a los nuevos microcosmos de nuestros tiempos, el descubrimiento y manejo del ADN en el pequeño gran universo de la nanotecnología.

Destaco al cierre de lado izquierdo de las civilizaciones de occidente, la presencia de las Torres Gemelas de Wall Street, aun en pie ya que habrían de caer en septiembre de ese año, ante esa circunstancia recuerdo que Alicia me comentó “hay que quitarles” y le conteste no, la razón es que desafortunadamente la predicción del cuadro establece de mi parte, que si no somos capaces como especie de cuidar la casa, la tierra, la perderemos y hemos de saber que el mundo físico no acabara, nos iremos solo nosotros, y la tortuga será un mudo testigo (de ahí el nombre del cuadro). De nuestro paso como especie por la tierra.

Como referente podríamos hacer el símil, de que la tortuga narraría como lo hacemos nosotros el paso de los dinosaurios como especie sobre el planeta, si le suena preocupante, lo es. Esto es claro que ni para mí y espero que para nadie sea deseable, pero es probable y cuando veo el actuar humano ante la pandemia del Covid -19 y el cambio climático, la prevalencia del egoísmo y la avaricia que cobra rostro con la depredación lo mismo de La Sierra Tarahumara que de la Selva Amazónica, nos tenemos que poner a pensar, ¿qué podemos y debemos de hacer para trasformar estas realidades, antes de que se a demasiado tarde, aquí dejo pues esta reflexión.

Y un exhorto en el sentido de que tenemos tiempo aun de dar vuelta a los nocivos efectos de la mordedura de la serpiente con su colmillos de la avaricia y el egoísmo, que nos han sujetado y trabajemos juntos con humanismo por el ecologismo, sabedores de que es por la casa, es por nosotros, todos.