Local

La ruta del cristal y sus víctimas

La venta de la droga se ha convertido en uno de los delitos más recurrentes, según cifras de la FGE

El Diario

Miguel Chavarría/El Diario

lunes, 01 julio 2019 | 13:40

Chihuahua.- La muerte ácida o droga de los pobres, el cristal, es una sustancia barata que está alcance de cualquiera. Su distribución creciente en Chihuahua también ha desencadenado una serie de disputas entre grupos narcomenudeo que ha provocado un alza en homicidios dolosos. 

Uno de los primeros eventos de violencia ocurrió el 27 de octubre de 2016, cuando una disputa entre integrantes de una banda dedicada a la venta de cristal en la ciudad ocasionó una balacera dentro del motel Alfer, en donde siete hombres perdieron la vida, entre ellos un adolescente de 16 años. 

Antes de la matanza, el recién ingresado a la Fiscalía General del Estado (FGE), César Augusto Peniche, declaró que el repunte de homicidios en la entidad fue precisamente por la distribución entre los jóvenes de cristal, también conocido como “foco” o “hielo”, lo cual ha generado problemas en las organizaciones criminales que se dedican a la comercialización de mariguana y cocaína. 

“Una de las hipótesis que se tienen (sobre el aumento de homicidios por ejecución), es que está vinculado con la droga metanfetamina en sus diferentes expresiones”, comentó Peniche Espejel, según información compilada por la FGE. En noviembre de 2016, fueron localizados cuatro hombres ejecutados en la carretera Chihuahua-Cuauhtémoc, quienes habían sido “levantados” anteriormente. 

Las investigaciones de la FGE revelaron que el móvil de los asesinatos estuvo relacionados con narcomenudeo. Según las autoridades, por las evidencias localizadas en el lugar del hallazgo de los cuerpos, y por la droga conocida como cristal que tenían en la boca dos de las víctimas, “dan pauta para establecer que el móvil de los homicidios están ligados con actividades de narcomenudeo y la pugna de grupos dedicados a estas actividades delictivas”. 

La comercialización del cristal se ha convertido en uno de los delitos más recurrentes, según cifras de la FGE. En los fraccionamientos ubicados en los límites entre los municipios de Chihuahua y Aquiles Serdán, al sur de la mancha urbana, se han convertido en laboratorios productores de cristal. Agentes de la policía municipal de Aquiles Serdán han hallado desde 2016 que algunas casas son tomadas por presuntos criminales que aprovechan las condiciones de abandono de las viviendas. 

Esta droga es barata de producir y de comprar. 

Está hecha con una mezcla de acetona, residuos de cocaína, ácido de batería para carros y veneno de rata. “Te quita el apetito; no comes por días, pero defecas en exceso. 

Hubo un punto que lo único que sacaba era agua”, contó Cristina en una entrevista otorgada a El Diario el año pasado. 

Ella comenzó a probar esta droga cuando tenía 17 años. Tardó dos meses en intentar consumirla: sus amigos lo hacían enfrente de ella hasta que por fin tomó un foco, cocinó los cien gramos de cristal contenidos dentro e inhaló. 

Carmen contó que al respirar los vapores “sientes mucha euforia, un impulso muy fuerte. 

Si a mí me dan ganas de robar ese carro que está ahí, lo primero que pensaría sería en cómo romper el vidrio, ponerle los cables y arrancarme. 

Lo haces porque sí: piensa mierda y mierda harás”. 

En noviembre de 2018, personas armadas y encapuchadas entraron a una vivienda ubicada en la colonia de Los Olivos, para ejecutar a cinco personas que se encontraban ahí reunidas. 

Autoridades informaron que dentro de la casas fueron aseguradas distintas dosis de cristal, por lo cual presumieron que el multihomicidio se trató de un crimen relacionado con el narcomenudeo. 

En este año, el 28 de mayo, fueron localizados seis hombres sin vida en el poblado de San José del Sitio. 

Según publicaciones amenazantes en Facebook, un hombre identificado como “Lino Torres” acusó a expolicías de “tener un marranero por los delitos de robo y venta de cristal”, haciendo referencia al multihomicidio mencionado anteriormente.