Local

'Las mujeres somos muy fuertes, por eso Dios nos dio la capacidad de tener hijos'

'Soy orgullosamente madre, abuela, bisabuela y mecánica'

Francisco López/El Diario

Alejandra Sánchez / El Diario

martes, 10 mayo 2022 | 05:00

Chihuahua.- “A las mujeres que piensan que hay algo sobre la faz de la tierra que no pueden hacer, simplemente quiero que sepan que no pueden decir que no saben hacerlo si no lo han intentado. Una se puede caer dos, tres, cuatro, cinco veces, pero hay que seguir intentándolo; nosotras las mujeres tenemos una capacidad impresionante para hacer tantas cosas, solo necesitamos creérnoslo. Las mujeres somos muy fuertes, por eso Dios nos dio la capacidad de tener hijos”, expresó Ana Isabel Muñoz Hernández, quien es madre y mecánica.

Hoy, se celebra el tradicional Día de las Madres, y justo en este 2022, se cumplen 100 años desde que México celebra a todas las mamás, pues fue en abril de 1922, cuando el entonces secretario de Educación José Vasconcelos y el periodista Rafael Alducín, propusieron que hubiera una fecha específica para dedicarles.

Es esta ocasión, Ana Isabel, quien se dedica a arreglar carros desde hace 37 años, narra su historia, en la cual, dice que, ser madre ha sido una de las experiencias más bonitas de su vida.  

“Yo tengo tres hijos: dos varones y una mujer, de esos tres hijos nacieron seis nietos. Mi nieta mayor tiene un niño de cuatro años que ya viene siendo mi bisnieto, esa es mi familia grande”.

Para Ana, ser mamá, es el sentimiento más grande, pues no le han importado los retos, ni tener que levantarse temprano para darles a sus hijos una educación digna.

“En su momento a mí no me importó tener tres trabajos para ayudarles a mis hijos y sacar adelante su carrera; yo tenía que levantarme a las cinco de la mañana y no me da vergüenza decirlo; trabajé de ama de llaves, haciendo burritos para vender, trabajaba planchando y lavándole ropa a una licenciada; he trabajado en muchísimas cosas, siempre tratando de ayudarle a mi esposo”.

¿Cómo inició ejerciendo esa profesión? 

Ana inició a trabajar en este sector desde que tenía 16 años, primero inició como la encargada de un negocio de lubricación, pero sus ganas de seguir adelante y de aprender, fueron más grandes.

“Mi patrón me dio la oportunidad de estudiar mecánica junto con mis compañeros; a mi me llamó mucho la atención, y pues, como yo estaba al frente, pues tenia la posibilidad de que cuando un cliente me preguntaba yo podría contestarle”.

Esta mujer, se fue a estudiar, pero ella fue la única de todos que siguió preparándose.

“Ellos se quedaron básicamente en el camino, hicieron lo más básico y yo me fui un poquito más adelante; fuimos a filtración interna automotriz y lubricación y ya después yo me especialicé en fallas mecánicas, fallas de bujías, aunado a eso por necesidades mismas del trabajo aprendí todo lo referente a suspensión, alineación, balanceo, frenos y conocer sobre el desgaste de las llantas”.   

Conforme fueron pasando los años, Anna supo que era momento de emprender, por ello, abrió su propio taller “ANN CAR”, el cual ya tiene en operación desde el 2015.

“Me atreví a hacerlo. La debilidad no está en la fuerza física, eso te la pones tú en la mente, a mi me ven y yo saco motores de los carros, motores que pesan muchos kilos, hemos sacado incluso hasta algunos que pesan toneladas y no se necesita tener una fuerza muy grande, puedes hacerlo sin ningún problema”.

Al cuestionarle si le han hecho comentarios negativos por el hecho de ser mujer, ella dijo que “sí se ha topado con pequeños problemas, pero que, sin embargo, esos son sólo retos para ella”.

“Una vez, me trajeron un Ford 1924 y cuando el señor vio que yo era la mecánica, él dijo que su carro iba a salir igual que como entró. El carro lo traían custodiado y bueno, una chulada de carro; cuando yo le entregue el vehículo jalando, el señor parecía que traía un juguete nuevo”.

Una mecánica en la que las mujeres pueden confiar 

Aunque ella dice que su servicio es para todos y todas; Ana mencionó que si alguna mujer tiene complicaciones con su vehículo y no saben que hacer pueden llamarla sin ningún problema.

“Yo soy una mecánica 24/7, quiero que las mujeres sepan que, si se encuentran en alguna situación difícil con su carro, me llamen inmediatamente, yo estoy dispuesta a ayudarles y a explicarles detalladamente que es lo que su auto necesita”, dijo “La Dama 916, como la apodan sus amigos”.

Al finalizar, Ana reiteró que una mujer tiene las mismas capacidades que un hombre y deseo un día especial a todas aquellas que son madres.