Local

Les ilusiona tener una agradable Navidad

Toda ayuda es necesaria y nunca sobrará

De la Redacción/El Diario

lunes, 20 diciembre 2021 | 13:45

La temporada navideña para los hijos de Dalia Padilla Galindo, de 34 años, ha sido muy complicada, la necesidad y vulnerabilidad los ha alcanzado y esperan apoyo de la comunidad chihuahuense, ya que la situación de su madre, quien sufrió hace seis años un accidente que le inmovilizó sus pies y hace 12 meses que le fue amputado uno, no ha podido conseguir un trabajo y para sobrevivir, vende dulces afuera de tiendas de conveniencia para mantenerse.

Vive en una casa sencilla y humilde en la calle Desierto de Chalbi No. 17712 en la colonia Sahuaros, solamente con su pequeña niña de 13 y su hijo de 11 años, ambos en la escuela y requieren de todo lo indispensable para estudiar, así como todo tipo de necesidades, pero ahora la ilusión es poder pasar una Navidad agradable y cuando menos un poco de esperanza.

A pesar de ser madre soltera, la familia es muy unidad e intentan salir avante, pero ha sido muy difícil por los gastos constantes y la venta de caramelos no es suficiente.

Gracias al apoyo de algunas personas, cuenta con una mejor silla de ruedas y los hijos pudieron tener útiles escolares para continuar sus estudios, no obstante, aún falta mucho para poder estabilizarse, razón por la que nuevamente ha pedido la ayuda de la gente.

Dalia platicó que antes del accidente, trabajaba en empresa maquiladora que mínimo le daba para el seguro social, servicio médico y un poco de estabilidad, pero ahora con su discapacidad, la situación es más complicada de lo que imaginó y sólo pide que se comuniquen con ella para algún empleo y ayuda económica para sostenerse y mínimo pasar esta temporada de frío, ya que no cuentan con cobijas gruesas, chamarras ni calentón en buen estado.

“El problema fue que tras el accidente, la rodilla izquierda afectó la movilidad del pie. En el derecho se infectó, me cortaron primero un dedo, pero luego comenzó a tener malos olores y dolor, hasta que los doctores en el Hospital General decidieron amputar mi pie. Ya no puedo caminar. Ahorita no esperamos mucho para esta navidad, no hay para una cena y mucho menos regalos, ojalá haya personas que se apiaden; más que por mí, por mis hijos, ellos no tienen la culpa de nada y merecen lo mejor”, platicó la joven madre soltera.

Dijo que no es tan fácil ponerse afuera de las tiendas y supermercados porque suelen quitarla de ahí. Le es complicado ir a sacar un permiso de Gobernación Municipal por su discapacidad, por lo que pidió ayuda de la sociedad chihuahuense, que siempre ha sido muy solidaria con los demás.

Para contactar a Dalia, pueden llamar al teléfono 614 133 26 03, ya que toda ayuda es vital y nunca será suficiente hacer una buena acción por alguien que lo necesita. También, si alguien quiere aportar alguna cantidad, puede depositar a la cuenta 5201160020706394 de Banamex. Toda ayuda es necesaria y nunca sobrará.