Local

Levantan grito de justicia por muerte de Juan Diego

El estudiante que se había ganado el amor y respeto de la comunidad fue arrollado por una persona en aparente estado de ebriedad

Francisco Córdova / El Diario

martes, 24 enero 2023 | 05:00

Creel.- “Justicia para Diego” fue la voz a la que se sumaron decenas de personas en el turístico poblado de Creel el pasado domingo, al cumplirse una semana de la muerte de Juan Diego López de 18 años, estudiante de enfermería y paramédico voluntario, quien murió luego de ser arrollado por una persona a exceso de velocidad y en aparente estado de ebriedad.

Sin embargo, según han denunciado familiares, amigos y la comunidad en general, ante la falta de autoridades en el poblado, el presunto responsable se encuentra libre.

La madre de Juan Diego, Susana González, informó que ya se cuenta con la carpeta de investigación en la que se estableció que Carlos Fernando V., tuvo la responsabilidad en el incidente vial que le costó la vida al joven, ya que Juan Diego circulaba en su sentido por la calle principal del poblado, sin embargo fue arrollado por una camioneta que viajaba en sentido contrario.

“La muerte de mi hijo tendrá un propósito, y claro que no va a quedar impune. Ante cualquier injusticia siempre he gritado alto y fuerte. ¿Ustedes creen que no voy a gritar ahora que me arrancaron a un hijo?, Por supuesto. Con la frente en alto. Y si no podemos cambiar la cultura de la gente que no entiende que el volante y las cervezas y el vino y embrutecerse no se debe de hacer, y si las autoridades no entienden que tienen que hacer su trabajo, entonces lo vamos a hacer nosotros. De manera pacífica y congruente entre lo que decimos y hacemos. Nos den permiso o no, en este lugar con estas seis manos, de Fercho, Diego, de mamá y de Chuy, en memoria de mi hijo en este lugar se va a hacer un reductor de velocidad”, puntualizó su madre en el evento en el que pidió un “Ya Basta”, para que ninguna familia tenga que atravesar el sufrimiento que la familia de Diego ha atravesado.

Asimismo se reclamó que la autoridad haya dejado libre al presunto responsable con el pago de una fianza de 30 mil pesos.

En el evento en memoria del joven, se llevaron pancartas con la citada exigencia, se colocaron veladoras y globos blancos y las fotografías del joven Juan Diego López, que acompañaron los miembros de la parroquia, amigos de él, quien fungió también como catequista.

“Aquí la única víctima es Diego, los lastimados somos nosotros y es la comunidad. No vamos a parar hasta que a Diego se le haga justicia y lo vamos a hacer por nuestro hijo y porque no queremos que otra familia se quiebre y se haga garras como estamos nosotros este día”, enfatizó su madre.  

fcordova@diarioch.com.mx