Local

Liberan a presos de La Boquilla; agradece Maru a la Federación

Se trata de los agricultores encarcelados por el conflicto del agua

David Piñón / El Diario

viernes, 26 noviembre 2021 | 05:00

Anoche, un juez federal otorgó la libertad condicionada a los tres agricultores de La Cruz presos durante la "guerra" por el agua de la presa La Boquilla, Rosendo Lerma Lechuga, Juan Lechuga Montes y Juan Rivera Márquez, informó su abogado defensor, Maclovio Murillo Chávez.

El hecho se da a un mes del acuerdo que logró la gobernadora María Eugenia Campos con el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López, que puso fin al conflicto por el agua en el estado y que se había prolongado por 13 meses.

Fue alrededor de las ocho de la noche cuando formalmente la Fiscalía General de la República se desistió del delito de acopio de armas, por lo que en una audiencia fijada a última hora se les dictó sentencia a los tres y se ejecutó horas después, cerca de la media noche.

 El licenciado Murillo dio a conocer que al desistirse la FGR, como se le había solicitado semanas atrás, del único delito que ameritaba una pena mayor, de inmediato se dictó la libertad por el juez de control penal federal que estaba de guardia ayer por la noche.

 Los tres agricultores fueron sentenciados a dos años con tres meses de prisión, los delitos de posesión de cartuchos y obtención de uniformes del Ejército Mexicano, derivado por el conflicto del agua suscitado el año pasado.

 Presos desde el 9 de septiembre de 2020 en la vieja penitenciaria del estado de la avenida 20 de Noviembre de la capital, al no actualizarse el delito de acopio de armas, se les otorgó el beneficio de la libertad condicionada.

 Apenas el pasado 22 de noviembre, los primos Rosendo Lerma, Juan Lechuga y Juan Rivera, comparecieron ese día en los tribunales federales de la avenida Mirador y Washington representados por el abogado Maclovio Murillo, quien en esa ocasión solicitó a la jueza tiempo para esperar una respuesta de la Fiscalía General de la República (FGR) en la ciudad de México.

Lo anterior a la petición que hicieron al gobierno federal para que uno de los tres delitos que les fue formulado y por el cual permanecen en prisión (acopio de armas) sea retirado.

En la diligencia,  los fiscales federales no mostraron inconveniente al diferimiento de la audiencia intermedia, por lo que se abrio una posibilidad para que los agricultores pudieran obtener su libertad.

 "Estamos muy contentos de está resolución de la justicia federal, nos da mucha esperanza de que pronto tengamos en libertad también a Andrés Vallesl", expresó Murillo momentos antes de la liberación de los acusados de La Cruz.

 Explico que en la audiencia celebrada anoche, "atendiendo al deber de lealtad de las partes y tras que la FGR  mostró su voluntad por procurar justicia con respeto a los principios de objetividad y legalidad", el juez  federal Javier Antonio Mena Quintana, decretó el sobreseimiento parcial de la causa, con efectos de sentencia absolutoria en favor de los acusados.

 Esto en lo que se refiere al delito que implica la posesión de más de cinco armas de uso reservado a las fuerzas armadas.

 "Previamente la defensa de los imputados había demostrado fehacientemente ante la FGR que los 18 artefactos que les fueron encontrados en su poder, no tenían técnicamente la condición de “Granadas”, pues se trataba de contenedores o latas de gas, no letales, que se usan para controlar masas en disturbios civiles que obviamente no son aptos para la guerra y, por ende no son de uso reservado a las fuerzas armadas", aseveró. "Y debido a eso, su posesión, aunque en este caso eran en un número de 18, no constituye el delito de acopio de armas".

 Antes de concluir la audiencia, informó, pudo pactarse la celebración de un juicio abreviado en el cual a los acusados se les sentenció solo por la posesión de cartuchos de uso reservado al Ejército, Armada y Fuerza Aérea Nacional, así como la recepción de uniformes para esas instituciones, con lo que pudieron obtener una pena mínima de solamente dos años con tres meses, obteniéndose la suspensión de esa pena a virtud de que se consiguió el otorgamiento de la condena condicional mediante el pago de una fianza de mil pesos, tomándose en cuenta su condición económica y todo el tiempo que llevaban presos.

 El abogado Murillo señaló que en el caso del otro preso por la guerra del agua, Andrés Valles, es muy posible que prosperen los recursos presentados para lograr algo similar, es decir el retiro de cargos parcialmente y la posibilidad de que mediante un procedimiento abreviado recupere su libertad en las próximas semanas.