Local

Lidian transportistas con malas carreteras y delincuencia

A los conductores norteamericanos no les gusta venir a México

Manuel Quezada Barrón/El Diario

domingo, 18 abril 2021 | 05:00

A los transportistas norteamericanos no les quita el sueño su contraparte mexicana en el marco del T-MEC, el pendiente sería que ellos invadan alguna vez este país, pero eso tampoco se ve factible, porque las condiciones de las carreteras nacionales son muy malas y no gozarían de seguridad en trayecto.

El consejero de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (Conatram) Abundio Muñoz García, dijo ayer lo anterior y planteó que, en los últimos años se han ido muchos choferes a Estados Unidos y comentan que trabajan muy a gusto, porque no van sobrecargados, conducen por muy buenas carreteras, tienen paradores seguros y descansan con toda tranquilidad, nadie los molesta.

Pero en México, además de lidiar con las pésimas condiciones de las carreteras, los transportistas no se pueden parar en ningún lado, ya que si lo hacen “te van a bajar lo que no te imaginas”, planteó.

Subrayó que problemas como ese no hace atractivo a los transportistas norteamericanos, venir a trabajar a México.

Abundio Muñoz precisó que el servicio de transporte en Estados Unidos no resulta muy atractivo para las empresas mexicanas, ya que allá se respeta estrictamente lo que es la norma, no andan sobre cargados y tienen una estricta vigilancia de las condiciones mecánicas con cero fugas de aire y diésel, así como un buen sistema de frenos, entre otros requisitos.

Informó que actualmente hay permisos especiales para el transporte transfronterizo, con lo cual se permite a empresas nacionales cruzar hasta 50 millas en los Estados Unidos, pero si alguien lo quiere hacer una mayor distancia e incluso ir hasta Canadá, requiere hacer otra clase de trámite, obtener un permiso especial.

Señaló que por el momento no hay una restricción para cruzar un cargamento desde México hasta Canadá, por lo que el que cumpla con la norma de Estados Unidos lo puede hacer, porque lo permite el acuerdo comercial del T-MEC. No hay alguna restricción absoluta.

Abundio Muñoz planteó que en Estados Unidos hay una estricta vigilancia al cumplimiento de la norma y ésta se hace cumplir con más rigor al transportista mexicano.

Consideró que es bueno que cada país cuide a su industria y empresariado, cosa que no se hace en México.

Indicó que el sistema de transporte no es lo mismo en México y en Estados Unidos, para que allá sea negocio para la empresa nacional, tiene que tener movilidad las 24 horas, a la vuelta y vuelta, con diferentes choferes para que sea negocio.

Allá no se puede conducir un camión sobre cargado y es necesario traer las unidades en constante movimiento.

En México es diferente el sistema, ya que aquí salen un camión de Parral cargado rumbo a Guadalajara y allá duran dos o tres días para cargar y se regresan, y aquí duran otros ocho días haciendo otras cosas.

Observó que en México ya hay una presencia importante en el giro de transporte de mensajería, el cual tiene años y nadie le pone trabas, como es el caso de UPS, Federal Express y otros que andan en camiones rabones y hasta tráiler.

Finalmente dijo que en México la Secretaría de Comunicaciones y Transportes le pone menos trabas a ese transporte extranjero, que lo que se exige a los nacionales en Estados Unidos “aquí nos están invadiendo en el servicio de transporte de mensajería y ni cuenta nos damos”.