Local

Linda repara y da mantenimiento a refris

Manifestó que este tipo de trabajos no tienen género

El Diario

De la Redacción/El Diario

martes, 11 agosto 2020 | 23:41

A su corta edad, la jovencita Linda se dedica a la limpieza, venta y reparación de refrigeradores en un negocio en el que desde hace algunos meses inició a laborar y aprendió a “meterle mano” a estos complicados aparatos de línea blanca. 

“Yo la verdad es que nunca me imaginé trabajar en esto, pero una vez vine con el señor dueño del local a que me arreglara un refrigerador. Él me explicó cómo se hacía y yo, que estaba en mi casa, mejor me animé a venirme a trabajar con él y aprender este oficio”, señaló la joven. 

Dice que aunque es un trabajo que puede parecer pesado, ella lo hace con facilidad, y detalló que el mantenimiento cuesta alrededor de 300 pesos. Lo primordial, asegura, es realizar el cambio del gas para el correcto funcionamiento, además de la limpieza de sus partes. 

Por ello comentó que es algo que le gusta hacer para ganarse la vida, y aunque aún sigue aprendiendo sobre el oficio, le interesa dominarlo para demostrar de igual forma con ello que este tipo de trabajos no tienen género, como podría pensarse.