Local

Lleva 'el chueco' 2 mil 184 horas a salto de mata

Pese a que se ofrece una recompensa por el paradero, tiene 3 meses sin ser detenido

Federico Martínez / El Diario

domingo, 18 septiembre 2022 | 05:00

Mañana 19 de septiembre, se cumplen tres meses de que José Noriel Portillo Gil “el chueco”, asesinó a Paul Berrelleza, mientras que al día siguiente, el líder criminal ultimó al guía de turistas Pedro Palma y a los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales y Joaquín César Mora, cumpliendo 2 mil 184 horas “a salto de mata”.

Fue en la comunidad de Cerocachui, cuando el 19 de junio, Portillo Gil y varios integrantes de su célula criminal “levantaron” de su domicilio a los hermanos Jesús y Paul Berrelleza, para posteriormente incendiar la vivienda.

Paúl fue asesinado, dejando su cuerpo abandonado en un paraje de la zona serrana, en tanto que Jesús logró escapar, para ser localizado 15 días después en Choix, Sinaloa, caminado hasta allá cerca de 156 kilómetros.

Al día siguiente, el chueco reapareció en el poblado de Cerocahui, quedándose afuera del hotel Misión tarahumara con la música y “la fiesta” a todo lo que da, a lo que el guía de turistas le pidió que le bajara, debido a que tenía huéspedes en dicho lugar. Lo anterior “el chueco” lo tomó a mal, arremetiendo contra él.

Pedro Palma al ver que estaba en peligro, decidió refugiarse en la iglesia de San Javier, en donde fue asesinado junto con los dos sacerdotes jesuitas que estaban en el templo, llevándose los cuerpos a ocultar en el paraje conocido como “el pitoreal”, cerca de Creel.

Al día siguiente, la comunidad de Jesuitas en México lamentó el hecho violento y dedicó un mensaje a los dos sacerdotes para agradecer su “vida y misión”, quienes se entregaron de cuerpo y alma en la Sierra Tarahumara durante décadas.

También la gobernadora María Eugenia Campos Galván, lamentó los asesinatos de los dos sacerdotes jesuitas, de Pedro Palma y de Paul Berrelleza, “Lamento y condeno los hechos ocurridos en Cerocahui, en el que perdieron la vida los sacerdotes Jesuitas, Javier Campos y Joaquín Mora”, fue el mensaje de la mandataria estatal en sus redes sociales.

Fue el 22 de junio mediante un video que el fiscal general, Roberto Fierro Duarte, hizo público que se estaría ofreciendo una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien o quienes aporten información veraz, eficaz, eficiente y útil que conduzca directamente a la captura de José Noriel Portillo Gil alias “El Chueco”, a quien se le imputan los delitos de homicidio, delincuencia organizada, además es probable responsable de los hechos ocurridos el pasado 20 de junio, en la comunidad de Cerocahui, municipio de Urique, ya conocidos por la opinión pública.

De acuerdo al último informe emitido por el subsecretario de seguridad, Ricardo Mejía, el pasado 18 de agosto, van 19 personas detenidas y que tienen relación alguna con este líder criminal, por el cual incluso la Fiscalía General del Estado ha emitido una recompensa de cinco millones de pesos.

Entre los sujetos que han sido detenidos y que tienen relación y parentesco con este líder criminal, están Daniel Guadalupe "N" alias “el shakiro”, quien se podría decir que era la mano derecha de Portillo Gil, además de sujetos que tienen otro parentesco con él.

Además de estos casos al “chueco” se le relaciona con otros hechos delictivos como balacear la comandancia de Cerocahui en el 2017, así como el homicidio del turista norteamericano Patrick Andrews, en el año 2018, además de ser por la presunta desaparición y muerte del activista Cruz Soto Caraveo, el 20 de octubre del 2019.