Local

Lleva Instituto RaKé talleres de inteligencia emocional a escuelas públicas

Con la finalidad de priorizar la salud mental de este sector de la población

De la Redacción/El Diario

jueves, 07 julio 2022 | 12:17

Chihuahua, Chih.- El Instituto Ra Ké ofrece talleres de inteligencia emocional dirigido a niñas, niños y adolescentes de escuelas públicas, con la finalidad de priorizar la salud mental de este sector de la población.

Estos talleres forman parte del proyecto “CAP Ciclo Escolar 2021-2022, año 2” financiado por Ficosec, por lo que esta intervención ha favorecido en la impartición de talleres de inteligencia emocional, atención psicológica personalizada a niñas, niños y adolescentes de escuelas públicas y casas hogar, localizados en los municipios de Chihuahua y Parral, además de ofrecer capacitaciones en crianza positiva para padres, madres de familia y cuidadores.

Como se dio a conocer en días pasados, a través del programa “CAP Ciclo Escolar 2021-2022, año 2”, se han impartido 58 talleres de inteligencia emocional con enfoque de prevención de violencia dirigido a 1, 801 , niños y adolescentes. Los centros escolares y espacios beneficiados se distinguen en su mayoría, por localizarse en zonas con alta incidencia delictiva y donde es necesario priorizar intervenciones para prevenir las violencias:

- Escuela primaria José Dolores Palomino – Chihuahua

- Preescolar Rodolfo Sánchez Taboada - Chihuahua

- Escuela primaria José María Mari – Chihuahua

- Escuela primaria Club de Leones – Chihuahua

- Preescolar Aquiles Serdán – Chihuahua

- Escuela primaria José María Morelos y Pavón – Hidalgo del Parral

- Escuela primaria Niños Héroes – Hidalgo del Parral

- Escuela primaria Josefa Solís de Lozoya – Hidalgo del Parral

- Casa Hogar Villa de la Esperanza – Matamoros

Las temáticas abordadas son autoconocimiento y autoestima, identificación y manejo de la ansiedad, así como factores de riesgo y protección de conductas violentas. Los talleres incluyen elementos vivenciales para apoyar a las niñas, niños y adolescentes, complementando con estrategias para identificar, expresar y manejar de manera sana sus emociones.

Gracias a estos ejercicios, la organización ha detectado la gran necesidad que existe en apoyar a la niñez en sus procesos de desarrollo, y de la importancia que esto tiene en que los ciclos de violencia sigan perpetuándose en nuestra sociedad. El objetivo del proyecto es lograr que el 40% de la población atendida disminuya conductas de riesgo en sus contextos familiares y sociales.