PUBLICIDAD

Local
Ejemplo de superación

Logran hermanos sordos culminar sus estudios

Un viaje de 20 años finaliza a base de esfuerzo por parte de Karina, Miguel y Rodrigo, y principalmente de sus padres Ernesto y Anan Isabel que siempre los han apoyado

Juan Carlos Núñez

Juan Carlos Núñez/El Diario

lunes, 23 mayo 2022 | 07:35

Chihuahua, Chih.- La discapacidad auditiva no fue un impedimento para que los hermanos Karina, Miguel y Rodrigo Lozano Vázquez, culminaran sus respectivas carreras, siempre apoyados por sus padres Ernesto y Ana Isabel, quienes hace 20 años, llegaron desde Ciudad Juárez a la capital en búsqueda de mejor nivel de vida y superación.

La hija mayor fue la primera en obtener su licenciatura en Educación Especial, luego Miguel es ingeniero en sistemas; la semana pasada Rodrigo de 24 años, finalizó su carrera en Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh), en una ceremonia muy emotiva en el Centro de Exposiciones y Convenciones de Chihuahua, con la presencia del rector, Jesús Villalobos Jión y demás autoridades académicas.

Los tres hermanos han vencido la adversidad y son expertos en lectura de labios. Tienen sus aparatos auditivos, pronuncian palabras y han tratado de llevar una vida lo más normal posible aún con el diagnostico de hipoacusia bilateral severa y profunda.

El ahora joven ingeniero, platicó que gracias a las redes sociales, la forma de comunicarse ha sido más sencilla, principalmente con el uso del whatsapp, herramienta 100 por ciento útil para las relaciones interpersonales, ya que no es muy bueno en el lenguaje de señas, por lo que la palabra escrita ha sido su mejor aliada.

Su madre, Ana Isabel Vázquez Corral, dijo sentirse sumamente orgullosa de los tres, porque no ha sido nada fácil para nadie y especialmente para ellos, ya que junto con su esposo, Ernesto Lozano Pereira, son productores de carne seca de gran calidad a nivel regional, pero es una labor de tiempo completo, situación que debieron administrar para la crianza de los hijos y tener sus ingresos.

Como bien dijo la familia, es la culminación de un largo viaje que empezó ya hace más de dos décadas cuando los Lozano Vázquez tuvieron que dejar la frontera en busca de un mejor futuro para sus tres hijos, que nacieron con esta discapacidad.

Al vencer todas las adversidades, que supone el enfrentarse al mundo con este problema que impide escuchar normalmente, hace difícil su comunicación su interacción social y el aprendizaje., lograron finalizar estudios y adentrarse al ambiente laboral.

“Karina Ivette trabaja apoyando a los maestros que tienen alumnos con una discapacidad en el programa de Usaer.  Miguel Ángel, hoy en trabaja en una importante empresa. Rodrigo, terminó la ingeniería civil, pero ya trabajaba en una constructora. Los tres son trabajadores y vencedores”, platicó el orgulloso padre.

Un detalle importante que quiso destacar Rodrigo, fue que el estudio durante la contingencia sanitaria derivada de la pandemia de Coronavirus (Covid-19), fue lo más complicado, ya que aunque estaban conectados en línea, la calidad de internet, dificultades técnicas, hacían difícil escuchar y leer los labios. “Fue un tormento. Mis amigos, mi familia siempre me han ayudado, pero ojalá no volvamos a tener clases en línea…o al menos, no como las tuvimos, fue un castigo para mí. Afortunadamente volvimos a presencial y terminamos la carrera. Estoy muy agradecido con mis papás, mis compañeros y con la universidad”, expresó el egresado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD