Local

Los apoyan policías para que terminen sus estudios

Recibieron el certificado de secundaria, lo que les permitirá continuar preparándose

Juan Carlos Núñez/El Diario

domingo, 31 julio 2022 | 14:32

Chihuahua.- Gracias al programa preventivo de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) “Jóvenes y Adolescentes a la Educación”, un grupo de hombres y mujeres pertenecientes al mismo, concluyeron sus estudios y recibieron el certificado de secundaria, lo que les permitirá continuar preparándose y alejarse de conductas antisociales a las que estaban expuestos inicialmente.

El evento se realizó en las instalaciones de la Mediateca Municipal, con la asistencia de padres y familiares de los graduandos, quienes, junto con sus hijos, agradecieron todo el apoyo que les ha brindado la DSPM a través del policía primero, José Arnoldo Fierro González, fundador de este programa desde el año 2016.

Una de las prioridades del programa es la promoción de la educación como medio elemental para el progreso personal, por ello algunos padres de familia que no contaban con su certificado, decidieron sumarse también al estudio y recibir el documento en la misma ceremonia.

“En este programa ayudamos a las niñas, niños y adolescentes a concluir sus estudios de educación básica, algunos de ellos ya inscritos en escuelas universitarias, y eso me llena de orgullo”, dijo el oficial Fierro González, a la vez que agradeció a las familias y a las diferentes autoridades que lo han apoyado para brindarle a los jóvenes y adolescentes mayores oportunidades, entre quienes se encontraba la coordinadora de la zona 20 del Instituto Chihuahuenses para la Educación de los Adultos (ICHEA), Paloma Enríquez Vázquez.

Mario Chavira, coordinador del Modelo Integral de Seguridad Escolar de la Policía Municipal, exhortó a los jóvenes a cosechar más frutos, ya que este es un escalón para continuar progresando en sus vidas.

Este programa fue creado desde al año 2016, con el objetivo de trabajar con jóvenes y adolescentes, que por diferentes causas habían abandonado sus estudios o tenían problemas conductuales o con sus familias, a través de la gestión de terapias, pláticas con expertos, realización de talleres de aprendizaje, actividades deportivas y culturales, entre otras.

Debido a la enseñanza que se emplea en los jóvenes y adolescentes, cientos de ellos han podido concluir su educación básica, han sido empleados en diferentes lugares de trabajo o han aprendido algún oficio que les apasiona.