Local

'Los elementos de policía no nacen corruptos, se vuelven'

Asegura el doctor Patricio Tudela, experto chileno en temas de seguridad

El Diario

De la redacción

viernes, 08 enero 2021 | 22:30

Durante su conferencia “Seguridad local y prevención de la corrupción en la policía”, el doctor Patricio Tudela, experto chileno en temas de seguridad, destacó que la problemática de corrupción en las policías es un tema en el que apremia el contexto político social en el que se desenvuelven estos cuerpos de seguridad, que a pesar de ser multifactorial, tiende a ser predecible y que es una problemática creada y no inherente a los mismos. Asimismo para desarrollarse necesita de estímulos externos donde la sociedad juega un papel importante.

Esta conferencia se desarrolló de manera virtual y fue moderada por el director de la Policía Municipal de Chihuahua, Gilberto Loya acompañado de la alcaldesa municipal María Angélica Granados, como parte de la jornada por la Semana del Policía.

“De este problema la policía no va a salir sola. Los elementos no nacen corruptos, se vuelven corruptos. La corrupción es una conducta aprendida que para que se aprenda debe haber ciertos estímulos en el entorno”. (…) “Los ciudadanos son los que eventualmente están tolerando, aceptando, negando o no denunciando, o no haciéndonos parte de estrategias integrales de solución. Con esto no quiero decir que la sociedad sea la culpable y no la policía, sino que hay una responsabilidad compartida”, acotó el experto, quien además de tener una formación en antropología, formó parte de la policía de investigaciones durante nueve años en Chile, y también tuvo experiencia de 20 años en formación de policías.

Así pues, como parte de su plática dejó claro que la policía es una “coproducción” de todos los segmentos de la sociedad y los liderazgos, en este caso que recae principalmente en el municipal, pero que también se ve afectado por la percepción generalizada de las policías en el país.

Definió que “un policía corrupto es sólo la punta del iceberg que obedece a ciertas características sistémicas vinculadas al entorno social de la policía”, donde “la sociedad es reflejo de la policía y sin duda que la policía refleja las características de la sociedad”. Por lo que puntualizó que “Para que haya corrupción policial tiene que haber un entorno que lo busca y lo propicia. Ese es el desafío de las autoridades municipal”.

Para este combate reiteró que es importante conocer los factores por los que, de manera interna y externa se fomenta esta corrupción policial. Entre ellos destacó los siguientes: “Insuficiencia de controles internos (falta de procedimientos y capacidad). Debilidad de la jefatura en la supervisión y la vigilancia para el cumplimiento de las reglas. Exposición a factores de riesgo. Existencia de policías corruptos y redes en la corporación. Exceso de discrecionalidad para tomar decisiones sin necesidad de dar cuenta de ellas. Ausencia de sistemas confiables para la recepción y trámite de denuncias o quejas por mal comportamiento policial.

Así como la existencia de una cultura policial disfuncional, tolerancia institucionalizada y cultura de la impunidad ante conductas indebidas.

Por lo anterior ofreció algunas recomendaciones a las autoridades para evitar esta problemática que consideró se ha vuelto predecible y puede ser controlada.

Entre una de las sugerencias destacó que las autoridades deben ser transparentes al momento de encontrar casos donde sus elementos realicen acciones indebidas, comunicarlas a los medios de comunicación, para que la sociedad conozca y combata este tipo de malas prácticas, y se convierta también en una sociedad que no tolere la corrupción en las corporaciones que también la representan.

El contexto político-social es un factor primordial en la corrupción policial; para que haya corrupción hay un entorno que la busca y la propicia" Dr. Patricio Tudela Experto en temas de seguridad