Local

'Los problemas no son físicos, sino mentales'

Manuel Chávez tiene parálisis desde su nacimiento

Juan Carlos Núñez/El Diario
martes, 11 junio 2019 | 15:40
Silvestre Juárez/El Diario

Chihuahua.- Manuel Chávez, a su 62 años y con parálisis desde su nacimiento, se ha convertido en un ejemplo de esfuerzo y superación, algo con lo que ha luchado toda su vida, pero sin desfallecer. Actualmente se desempeña como vendedor de diversos artículos de uno de los módulos de la calle Cuarta en el Centro de la ciudad. 

El hombre, quien por más de 22 años ha sido comerciante, cuenta que siempre ha sido una lucha constante, pero que gracias a las enseñanzas de su madre ha logrado salir adelante y continuar con su vida, su trabajo y ponerles el ejemplo a muchos que dicen que no pueden trabajar.

“Los problemas no son físicos, sino mentales. El ser humano puede hacer muchas cosas, pero se necesita tener voluntad. 

Yo así como estoy, sigo y conozco mucha gente que no tiene ningún problema y ahí anda pidiendo en la calle o no quiere trabajar”, expresó mientras hacía sus ventas de calcetas, ropa deportiva, pilas, estropajos y artículos diversos. 

Desde su silla y con su bastón, atiende a la gente que va a comprar algo y siempre con buena cara porque dice que un día es una oportunidad para mejorar. 

Reconoció que hay quienes le apoyan a cargar la mercancía, pero él viene en transporte público desde la colonia 20 Aniversario, algo difícil por la calidad de los camiones y su situación, pero siempre con una actitud de aprovechar el día. 

Su módulo ya establecido se encuentran sobre la calle Cuarta casi esquina con Doblado, donde todos lo reconocen y admiran por su perseverancia y en lugar de quejarse, prefiere trabajar y salir adelante como siempre lo ha hecho. 

Platicó que su padecimiento le afectaba en poder moverse y aprender a hacer cosas normales, pero a base de mucho esfuerzo y ganas, prácticamente es alguien que se vale por sí mismo. “Claro, que en mi casa tengo a una persona que me ayuda a la limpieza y eso. Claro que le pago y todo, pero lo demás yo lo hago”, manifestó el admirado vendedor.