Local
Tortillería Santo Niño

Medio siglo en la mesa de los chihuahuenses

Sobreviven a la crisis económica gracias a su calidad

El Diario

Juan Carlos Núñez/El Diario

miércoles, 05 mayo 2021 | 05:00

A pesar de las nuevas industrias en fabricación de alimentos y cierre de negocios tradicionales, algunas tortillerías continúan abiertas y sobreviven gracias a su calidad, servicio y adaptación a la modernidad, como la Santo Niño ubicada en la calle 27 y José de la Luz Corral, que tiene más de 50 años.

Aunque existen varios negocios de este giro en la colonia, algunos se han mantenido en su esquema tradicional como abrir hasta que se terminan las tortillas y venden pocos productos además de las hechas de maíz, a diferencia de otros sectores donde por la crisi económica y ofertas en el mercado, han tenido que cerrar.

Sin embargo, debido a diferentes cuestiones y de adaptabilidad, el negocio fue adquirido por Tortillas Azteca hace poco más de 25 años para continuar con el servicio hacia la gente del sector, cuyos cambios han sido meramente en la fachada, acondicionamiento, climatización y espacio, así como permitir la entrada de otros productos siempre y cuando sean locales.

Es por ello que además de maíz, hay tortillas de harina, salsas variadas, frituras, pinole, dulces mexicanos, chiles rellenos, quesos, galletas, asadero y refrescos, entre otros productos también chihuahuenses, artesanales y de calidad.

Las encargadas Guadalupe Mendoza, Isabel Aguirre y Mónica Valenzuela comentaron que uno de los puntos a favor es que siempre se ha intentado mantener el precio a pesar de las alzas, por lo que el kilo lo tienen en 17 pesos a diferencia de otras que suelen incluso subirlo a más de 20 pesos.

Se vende tortilla gruesa, chica para tacos y la delgada, ésta última ideal para platillos como flautas, además que siempre están al pendiente de hacer las suficientes para la clientela que demanda sobre todo calidad.

Reconocieron que todo tiene que modernizarse, entrar en dinámicas distintas y aplicar nuevas tecnologías; sin embargo, es importante conservar el sabor y calidad con la que se hicieron famosas, por lo que esperan continuar y crecer por muchas décadas más.