Local
Estatua de Manuel Bernardo Aguirre

Memoria dedicada a la educación y cultura

Donó Casa de Gobierno para  hacer biblioteca

Juan Carlos Núñez/El Diario

sábado, 29 mayo 2021 | 05:00

Chihuahua.- La estatua del exgobernador de Chihuahua, Manuel Bernardo Aguirre Samaniego, ubicada en la avenida División del Norte y 19, entre el Teatro de Los Héroes y el Centro Cultural Plaza de los Laureles, es una representación del hombre dedicado al trabajo, la educación, campo y fomento a las artes, recordado como uno de los mandatarios más queridos.

Fue un 27 de septiembre de 2013 cuando se colocó el monumento en su actual ubicación por el enorme legado que dejó durante su periodo al frente del Estado de 1974 a 1980, al haber mandado construir todo el complejo cultural que abarca desde la calle 27 o Manuel Gómez Morín hasta la avenida Universidad.

Conocido por no haber concluido la primaria, pero gracias al trabajo, logró escalar altas esferas de la política hasta convertirse en diputado federal, presidente municipal de Chihuahua, secretario de Agricultura y Ganadería y finalmente jefe del Ejecutivo Estatal, fomentó la educación y la cultura, además de no olvidarse del campo y aportar para programas de ayuda a productores de la región.

El teatro de los Héroes, teatro de Cámara “Fernando Saavedra” y el teatro al Aire Libre, fueron proyectos concluidos por Don Manuel, quien siempre mostró su intención por fomentar las artes y dejar espacio para los chihuahuenses.

Incluso la ahora conocida como Plaza Cultural Los Laureles ubicada en la esquina de la avenida Universidad y División del Norte, es un ejemplo de la arquitectura moderna del siglo pasado, que pasó de haber sido un recinto oficial gubernamental destinado a los gobernadores a convertirse en un espacio para la historia y la cultura.

Construida durante la administración estatal de Fernando Foglio Miramontes de 1944 a 1950, parte de la mega obra erigida actualmente conocida como la Ciudad Deportiva, se determinó hacer esta residencia oficial para los mandatarios a la que se le denominó Quinta Los Laureles.

En 1980 el todavía gobernador, Manuel Bernardo Aguirre, convirtió la residencia oficial, que nunca utilizó ni vivió en ella, en el Centro de Investigación y Documentación del Estado de Chihuahua (Cidech), además de albergar al ya desaparecido Instituto Chihuahuense de la Cultura (Ichicult) y hoy Secretaría de Cultura. La gran finca de arquitectura moderna del siglo pasado, ahora sería para el pueblo.

Como Cidech duró 30 años en el que era visitado por miles de ciudadanos, pero sobre todo estudiantes e historiadores para consultar el gran acervo histórico, además de contar con algunas salas para talleres e incluso su sala para club de cine.

De clase humilde, nacido en la localidad de Baborigame en el Municipio de Guadalupe y Calvo, fue uno de los más grandes representantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyas filas militó hasta el final de sus días en 1999 en su pueblo natal. Reconocido como referente de sencillez para gobernar, pero mucho que hacer por el pueblo, aunque sin una formación académica privilegiada, comprendió la importancia de la educación y la cultura. Es así, que la estatua está en un sitio que hace honor a quien honor merece.

jnunez@diarioch.com.mx