Local
La Diana Cazadora

Monumento que ha quedado en el olvido

De ser uno de los referentes de la capital y centro de reunión, está descuidada y vandalizada

Francisco López/El Diario

Juan Carlos Núñez/ El Diario

domingo, 14 marzo 2021 | 22:52

Chihuahua.- La Diana Cazadora de Chihuahua, ubicada entre las avenidas Mirador y Antonio Ortiz Mena, es uno de los referentes más importantes de la capital del estado, realizada por el escultor Ricardo Ponzanelli, la cual es una réplica de la que se localiza en Paseo de la Reforma en la Ciudad de México.

El monumento fue inaugurado el 9 de junio de 1995 por el entonces presidente municipal, Patricio Martínez García, sin embargo fue donada por un empresario ya fallecido, que tuvo mucho impacto social al ser un ícono en la capital del país y ahora podía admirarse en Chihuahua.

Durante mucho tiempo fue un punto de reunión para fotografías, tours turísticos, manifestaciones sociales, deportivas y hasta mítines políticos, sin embargo poco a poco ha quedado en el olvido comunitario, incluso de llegar a ser la estatua más cuidadas y con mejor mantenimiento, algunas administraciones han dejado que de dar suficiente mantenimiento.

Una controversia es que la réplica de Ponzanelli, fue hecha en tamaño real por el escultor guanajuatense, Andrés Estrada Lucero, para la ciudad de Chihuahua, mientras que el anterior mencionado la hizo tamaño escala.

Esta, representa a la deidad romana, Artemisa en su equivalente griega, diosa de la cacería y de la luna, sin embargo fue representada con su arco al apunar al Sur a diferencia de la ubicada en Ciudad de México que apunta al Norte, cuyo lema es flechar las estrellas de los cielos en lugar de cazar bestias en los bosques.

Una controversia ha sido la comparación entre las dos estatuas, ya que la opinión pública ha considerado la original como más estética, ya que se dice que su modelo fue una bella joven de 16 años, sin embargo la de Chihuahua, se ha dicho que tiene ciertas facciones toscas sin denotar la belleza de la mujer.

El monumento original esculpida por Juan Fernando Olaguíbel fue inaugurada el 10 de octubre de 1942 por el entonces presidente de México, Manuel Ávila Camacho, como parte de un programa de embellecimiento de la ciudad.

Actualmente, la estatua de Chihuahua puede ser apreciada desde los cuatro puntos cardinales cuando se transita por las calles antes mencionadas.