Local

Muere duartista por Covid; 'ocultan brote en Cereso'

Fue trasladado grave al Central el pasado martes

Bernardo Islas / El Diario

jueves, 27 agosto 2020 | 07:20

Chihuahua.- El exfuncionario del sexenio anterior José Joaquín L. L., acusado de peculado y recluido hasta el martes en el Cereso de Aquiles Serdán, falleció anoche por coronavirus en el Hospital Central.

Horas antes de su muerte, el abogado el abogado Enrique Eduardo Muñoz, defensor de Marcelo G. T., había denunciado que las autoridades del Gobierno del Estado, específicamente de Ejecución de Penas y de la Fiscalía General del Estado, ocultan información sobre un brote de Covid-19 en el Cereso de Aquiles Serdán”.

La muerte del exdirector del Fideicomiso  para el Desarrollo de las Actividades Productivas de Chihuahua (Fideapech), fue confirmada por su abogado defensor, Agustín Marván, quien calificó el deceso como un crimen ordenado por el propio Gobierno del Estado.

Dicha acusación, dijo, por “negarse a garantizar las medidas sanitarias dentro del penal e impedir que tanto a su cliente como a otros detenidos se les dictaran medidas cautelares diferentes a la prisión, al menos para enfrentar la emergencia sanitaria”.

Marván aseguró que al exfuncionario no se le atendió hasta que promovió un amparo, pues era hipertenso y se consideraba dentro del grupo vulnerable; pese a ello sólo se le atendió dentro del penal y de forma deficiente, pues incluso le dieron un medicamento contraindicado por su padecimiento, lo que le afecto aún más la presión arterial.

El abogado informó que además desde hace un mes se había insistido en el cambio de la cautelar de prisión preventiva, pero la jueza María Alejandra Ramos Durán se negó a la petición.

Hace aproximadamente dos semanas los síntomas comenzaron a intensificarse, sin que tuviera atención adecuada acorde a su edad y estado de salud, hasta el día viernes 21 de agosto lo internaron en el hospital del Cereso, manifestando que estaba estable; el pasado martes le comenzaron a suministrar oxígeno y luego de dos horas decidieron trasladarlo al área de Urgencias del Hospital Central, dijo el abogado.

Durante varios días Marván insistió en que las autoridades estatales ocultaban la circunstancia de su representado y que incluso, desde la misma Fiscalía le informaron al Gobernador que se encontraba estable y que los síntomas correspondían a cansancio y deshidratación.

“El Fiscal niega que el estado de salud de Lázaro sea grave, independientemente de que su prisión preventiva es injusta, el gobierno de Chihuahua lo está asesinando para ocultar la existencia de Covid-19 en el penal”, externó el abogado horas antes del deceso.

Por ello, Marván adelantó que se analizan las vías jurídicas para proceder contra las autoridades que propiciaron el deceso.

El acusado permanecía detenido desde el mes de marzo de 2018, cuando se le detuvo por el delito de peculado agravado. Era señalado por un presunto desvío de seis millones de pesos del Fideapech a la Unión Ganadera División del Norte, que encabezaba el exgobernador César Duarte.

José Joaquín L. L., fue director del Fideapech (Fideicomiso Estatal para el Fomento de las Actividades Productivas en el Estado de Chihuahua), y fue traslado al Hospital Central desde el pasado martes; personal de Salud le confirmó también a la esposa que está contagiada de Covid-19.

Desde que ingresó al hospital su condición era grave y permanecía intubado.

Enrique Eduardo Muñoz dijo que en este tema tan delicado las autoridades no han dado la información oficial, quizás para no generar pánico entre los internos, y eso es lo que preocupa, porque mantienen a sus clientes en el área donde se encontraba José Joaquín L. L.

Asimismo, dijo que buscarán una audiencia ante el juez, esto para que cambien las medidas cautelares a Jesús Manuel E., exauditor superior del Estado; Gerardo V., exsubsecretario de Hacienda; Antonio T., exfuncionario estatal también de Hacienda; Alejandro V., exdirigente de la Sección Octava del SNTE; Jaime F., familiar de la expresidenta del DIF estatal y Marcelo G. T., exsecretario de Educación, quienes compartían el área donde se encontraba el ahora enfermo.

Además, mencionó que esta área, en la que se encuentran los detenidos, es denominada de sujetos vulnerables, y precisamente en ese lugar se presentó este caso, poniendo en riesgo a todos lo internos que ahí se encuentran.

El abogado defensor comentó que la semana pasada les practicaron las pruebas a los procesados para detectar la posible presencia de Covid-19; sin embargo, no les han entregados los resultados de las mismas. (Bernardo Islas / César Lozano / El Diario)

bislas@diarioch.com.mx