Local

'Muere' muralla verde del relleno sanitario

De los mil árboles plantados, el 30% ya están secos por falta de atención y cuidados

Juan Carlos Núñez/El Diario
domingo, 26 mayo 2019 | 10:21
Francisco López/El Diario

Chihuahua.- De los mil pinos alepos o pinos carrasco que fueron plantados alrededor del relleno sanitario de Chihuahua desde hace más de tres años, para conformar lo que sería una barrera verde, alrededor de 300 han muerto y el riesgo para los restantes sigue latente debido a las condiciones de la tierra, el lugar, y la falta de personal para mantenimiento constante, entre otros factores.


La barrera delimita las 45 hectáreas que forman el basurero municipal y aunque en algunos tramos se aprecia que las plantas han crecido notablemente y con buen follaje verde, en otras la situación es distinta: los tallos están doblados, secos y sin aparente posibilidad para que crezcan las hojas, situación que según los responsables del lugar, es preocupante.


De acuerdo con los encargados del lugar, del total de árboles plantados, se ha secado un 30 por ciento desde que comenzó este programa ecológico, lo que significa que por lo menos 300 ejemplares han muerto. 


La pipa que abastece de agua a todo el relleno sanitario es insuficiente para mantener la humedad que el millar de árboles necesita para sobrevivir pero además, señalan, el polvo generado por los vehículos que diariamente transitan, el viento que lleva basura hacia las fosas y ramas de los árboles, el descuido de los pepenadores así como la insuficiencia de nutrientes que son llevados por personal del vivero municipal, son factores que actúan en contra de los pinos plantados y que están ocasionando la muerte paulatina de estos. 


“Para todo el lugar se cuenta solamente con 16 trabajadores, entre operadores, vigilantes, separadores, supervisores, descargadores y removedores de desperdicios”, indica Agustín Ponce y hace hincapié en la necesidad de contar con personal especializado.


“Diariamente llegan más de mil 500 toneladas de basura domiciliaria, cientos de camiones y vehículos particulares para dejar desechos, algo que debe  ser atendido todo el tiempo. Es por ello que la urgencia de tener personal especializado en la limpieza de las fosas, riego adecuado y supervisión, debería implementarse para que la barrera verde no muera y se convierta en solo una intención”.


Las labores de plantación de árboles iniciaron en el trienio de Javier Garfio Pacheco (2013-2016) con 200 ejemplares de las especies antes mencionadas; en 2017 –ya en la actual administración- se plantaron 200 más y de 2018 a la fecha se han sumado más de 500 a fin de completar el perímetro del relleno.


La idea es que a mediano plazo, el muro verde brinde beneficios a este sitio ya que esta clase de pinos se mantienen verdes prácticamente todo el año y alcanzan una altura adecuada para crear una barrera que dé una mejor imagen y no permita que desechos, como bolsas de plástico, salgan del perímetro.


Previamente, el director de Servicios Públicos Municipales, Ricardo Martínez García, aseguró que la plantación de árboles no tuvo ningún costo para la administración municipal, ya que se otorgó una donación en especie por parte de la Secretaría de Desarrollo Rural del estado.


Estos pinos alepos suelen ser resistentes al suelo y crecen en cualquier terreno, se estresan menos que otro tipo de ejemplar como encinos o eucaliptos, además de no requerir grandes cantidades de agua, no obstante debido a la zona de desperdicios, debe darse cuidado especial para que crezcan con eficiencia y no se sequen.


Se dice que Las grandes repoblaciones forestales ayudan a la conservación del suelo frente la erosión. Dicho árbol puede llegar a medir 20 metros, necesita climas mediterráneos, con abundancia de sol y sin exceso de lluvias o de frío. Crece bien en laderas secas, preferentemente sobre terrenos calizos o yesíferos y cercanos al litoral. Es originario de la región mediterránea, tanto norteña como del sur. Aunque no es una especie originaria de Chihuahua, se ha adaptado muy bien a las condiciones climatológicas, razón por la que se eligió por sobre otros árboles para crear esta barrera verde.


Si la contaminación llega a los árboles es lógico que mueran: ambientalista


La plantación de árboles para crear una barrera verde alrededor del relleno sanitario es positiva siempre y cuando se les de buen mantenimiento y atención, el problema es que si se permite que la contaminación llegue a ellos y no se les da mantenimiento constante, lo más lógico es que se sequen y se mueran, como ya les está pasando”, señaló el ambientalista Arturo Limón al respecto.


Dijo que las especies que se plantaron son muy buenas porque resisten las inclemencias del clima y la tierra, además de ser endémicas, tienen una conífera adecuada y la raíz hacia el centro, donde se filtra el agua y aprovecha los nutrientes.


“La que le llamaron barrera verde serviría para cachar los plásticos que se vuelan, dan una bonita imagen y son buenos para el ambiente”, dijo.


Avaló que se haya optado por los alopes en lugar de otros más caros y vulnerables como los sicomoros, incluso que los encinos, que también son buenos árboles para Chihuahua, pero no como los eucaliptos que se plantaron en la década de los 80s y parte de los 90s, que aunque tuvieron un crecimiento acelerado, el consumo de agua era excesivo, son quebradizos y finalmente no aguantaron la helada del 2011 y perecieron.


Árboles se riegan una vez por semana con agua que se usa para todo el relleno sanitario: regidor


 Los árboles que conforman el “muro verde” del relleno sanitario se riegan una vez por semana con agua tratada que se utiliza para todo el relleno sanitario, señaló Juan Pablo Ríos regidor de la comisión de ecología del ayuntamiento.


“He recibido información que estos árboles se riegan una vez por semana con agua tratada de una pipa que es para uso de todo el relleno. Es obvio que no hay suficiente personal y no podemos permitir que se vayan muriendo. Sí debe haber gente que atienda personalmente estos árboles”, dijo.


Reconoció que la idea de haberlos plantado es buena porque servirán como una barrera para evitar que se vuelen las bolsas de plástico u otro tipo de basura, además de generar más oxígeno por lo que dará seguimiento al tema y hará una petición especial para que se destine más personal.


“Vamos a darle seguimiento, realizar algunas acciones para que el proyecto siga, los árboles vivan y sirvan para lo que fueron plantados. También haremos una petición especial para que se destine más personal que atienda específicamente a los árboles”.


Relleno sanitario solo tiene seis años de vida útil


Seis años de vida útil es lo que le queda al actual relleno sanitario que presta servicio a los habitantes de Chihuahua, Aquiles Serdán y Aldama aunque, según Ricardo Martínez, director de Servicios Públicos, con las debidas adecuaciones, podría extenderse un poco más, sin embargo ya se realizan estudios para que en el futuro próximo se construya otro relleno.


“En la actual administración se realizarán los análisis de predios que podrían ser una opción, con las especificaciones adecuadas que marca la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que rige la Norma Oficial Mexicana NOM-083, vigente desde el 2003. El actual basurero cumple en ciertos periodos con esta norma, ya que se construyó antes de la regulación actual, sin embargo se prevé que la próxima administración municipal se encargue de completar el estudio o bien, comenzar con la realización de un nuevo relleno”, indicó.


¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir un relleno sanitario según la SEMARNAT?


La NOM-083-SEMARNAT-2003 indica que un relleno sanitario debe ser una obra de infraestructura que involucra métodos y obras de ingeniería para la disposición final de los residuos sólidos urbanos y de manejo especial, con el fin de controlar, a través de la compactación e infraestructura adicional, los impactos ambientales


Algunas especificaciones que implica son: Una vida útil de al menos 10 años, salvo que esté fundamentado técnicamente y, preferentemente, con una capacidad de recepción superior o igual a 100 toneladas por día de residuos y cobertura regional o intermunicipal. Construcción o modernización de plantas de selección, asociadas a los rellenos sanitarios mencionados anteriormente y con capacidad para el procesamiento equivalente a la fracción inorgánica. Construcción de estaciones de transferencia, preferentemente bajo esquemas regionales de manejo de residuos, centros de acopio temporal multi residuos y plantas de tratamiento para los residuos sólidos orgánicos.


Además, se deben adquirir vehículos de recolección para sustitución de unidades o bien para ampliar la cobertura de recolección en los municipios; adquirir e instalar contenedores para vía pública de acuerdo a la localidad y problemática específica. 


Cuando se trate de proyectos de construcción de infraestructura, la dependencia establece que las entidades federativas, municipios y/o delegaciones aportarán el 20 por ciento del monto total del proyecto, y la SEMARNAT aportará el resto. En el caso de proyectos que no sean de infraestructura, las aportaciones federales podrían ser hasta el 100 por ciento de los recursos solicitados.