Local

Muerte de Jessi destapa este otro delito 

La Comisión de Derechos Humanos atrajo una queja por detención ilegal y uso excesivo de la fuerza en contra de tres campesinos 

Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario
Francisco López/El Diario

Eduardo González/ El Diario

jueves, 17 septiembre 2020 | 10:13

Chihuahua.- La noche que dispararon a la pick up donde viajaban Jessica Silva y Jaime Torres, la primera fallecida en el lugar, los vehículos de la Guardia Nacional de dónde provinieron las balas, escoltaban también a tres hombres para ponerlos a disposición de las autoridades por su participación, horas antes, en revuelta en las instalaciones de La Boquilla. 

Juan, Rosendo y Juan Carlos, quienes fueron presentados ayer ante un juez fueron interceptados en Las Pilas, Camargo y alejados al campamento de los elementos federales, donde los retuvieron hasta entrada la noche, cinco horas aproximadamente.

Un agricultor, cercano al lugar de los hechos aseguró que los tres fueron privados de la libertad aproximadamente a las 5:30 de la tarde, pero no fue sino al filo de las 10 de la noche cuando en medio de la oscuridad los abordaron a la unidad oficial. 

El sábado se gestionó a través de la Comisión de Derechos Humanos una visita con las madres, quienes pudieron verlos y en el acto, la familia interpuso una queja por la detención ilegal y uso excesivo de la fuerza, contra la Guardia Nacional, confirmó Néstor Armendáriz, presidente del organismo. 

Carlos presenta un moretón en el ojo, presuntamente propinado durante su arresto, lo que lo pone en riesgo su salud, ya que tiene una válvula para drenar líquido producto de hidrocefalia que padece desde hace 17 años. 

 “Todavía no sabemos bien sus cargos, andan diciendo muchas cosas que no son ciertas, como que se les acusa de terroristas, ahorita no se sabe bien los cargos”, han externado con preocupación sus familiares.