Local
Chihuahuense en Qatar

Mundial de agua y refresco

Narra Almer Alain Soto su experiencia en la Copa Mundial de la FIFA; ‘no hay problema mientras respetemos su cultura’, señala

Francisco Córdova / El Diario

miércoles, 23 noviembre 2022 | 15:39

Almer Alain Soto Holguín, quien viajó desde el pasado 19 de noviembre a Qatar para vivir la Copa Mundial 2022 narró su experiencia a El Diario de Chihuahua sobre este evento deportivo que ha estado rodeado de controversia.

Almer calificó su vivencia personal como excepcional, pues si bien ha tenido la oportunidad de acudir a tres mundiales (Brasil, Russia y ahora Qatar), señaló que este ha sido el mejor organizado y seguro, sin embargo señaló que se ha notado la falta de pasión por el deporte a nivel local, pero que ha llegado a ser contagiada por las aficiones extranjeras.

Cabe recordar que las controversias en esta copa mundialista están relacionadas, entre otras, a las estrictas leyes del Islam hacia el tema de los derechos de las mujeres y los colectivos LGBT+, así como incluso la falta de venta de cerveza en los estadios, lo que ha significado un choque cultural para muchos de los aficionados.

Es así que para el chihuahuense había cierta incertidumbre por cómo sería la experiencia, sin embargo destacó que ha sido muy grata y en la que no han tenido ningún problema, pues señaló que para ello sólo se debe respetar las reglas establecidas y la cultura. Recordó que todos los fanáticos o asistentes al mundial debían primero solicitar la Hayya Card que es como la visa para ingresar al país. Y esta sólo te la daban si tenías comprado ya un boleto para ingresar a un partido a través de FIFA o el hospedaje.

“Evidentemente habíamos escuchado por fuera la cuestión de que parecía que iba a estar problemático este mundial, el alcohol, las costumbres, la religión, que no se iba a tener muchas libertades. Pero la experiencia al entrar fue primero notar una gran organización, desde que llegamos al aeropuerto con la Hayya Card que es digital, ingresamos muy rápido y sin problemas. Muchos teníamos la idea de que no podíamos tomar fotos o grabar, pero estando aquí viendo las fanaticadas de fútbol, incluso las personas locales ellos mismos te piden fotos, sobre todo a los mexicanos, que en otras culturas nos ven muy bien, como festivos y alegres y en esa cuestión no hubo ningún problema, nadie nos dice que no tomemos fotos, sabemos sólo que no se puede hacer en edificios gubernamentales y se tiene que pedir permiso a las personas por cortesía porque esto no está bien visto sin su consentimiento”, explicó.

Calificó a los qataríes como personas muy amables y serviciales, y señaló que hasta en un 80 por ciento quienes radican en Qatar provienen de distintos países y regiones como Pakistán, India, África del Norte, entre otras y que en su mayoría hablan el inglés.

“Me ha tocado ir a dos partidos y te ayudan en totalmente todo. Se ha sentido una calidez humana y un apoyo increíble. Han sido los fanáticos que han contagiado la efusión y a darles a los qataríes una nueva perspectiva donde hasta ellos mismos se han metido a las porras y comparten esta emoción”, señaló.

En la cuestión de los códigos de vestimenta para las mujeres destacó que a nivel local ellas siempre van cubiertas, pero que este tipo de costumbres no han sido pedidas a las extranjeras, pues las mexicanas o mujeres de los distintos países utilizan vestimentas acostumbradas y descubiertas, sin embargo destacó que a diferencia de otros mundiales en este ha visto menor presencia de mujeres.

En cuanto al tema de las bebidas alcohólicas señaló que es muy caro porque sólo se vende en restaurantes internacionales y llega a costar hasta 20 dólares una cerveza, que al cambio actual representa 388 pesos por sólo una.

“La cerveza la consigues sólo en restaurantes internacionales pero es muy cara, está hasta en 20 dólares, en los estadios se toma agua y refresco, y venden cerveza de la marca Budweiser pero esta es sin alcohol, por eso no se ve mucho consumo. 

En mi caso personal yo no consumo alcohol por eso no me ha afectado.

 Pero he escuchado mucho de los fanáticos mexicanos “Cómo se antoja una cerveza con este clima”, pero hay que respetar, estamos en otro país y son sus reglas”, detalló.

En lo que respecta a cómo se ha vivido la pasión por el fútbol en comparación a otros mundiales a los que ha asistido detalló que la ciudad es de primer mundo y los estadios también están a la altura.

No obstante se evidencia que no es una región “futbolera”.

“Los estadios son de otro nivel, pero falta esa chispa, se nota que no es un país netamente futbolero. Aquí el sabor lo ha metido la afición, los mexicanos (el día de ayer) llenamos el estadio, prácticamente el estadio era mexicano. Pero sí falta ese toque, porque en Brasil evidentemente sentías la pasión en cada rincón, en Rusia se sentía, pero aquí les falta esa emoción.

Los qataríes como personas residentes tienen acceso a boletos pero no los están aprovechando.

 No es como que les emocione mucho y fuera del estadio no parece que haya un mundial, sino es ya cuando llegas a los estadios cuando se siente esa emoción”, expresó.

fcordova@diarioch.com.mx