Local
Cámara Minera de México

Nacionalizar la industria del litio es una medida equivocada

México no produce litio actualmente

Manuel Quezada Barrón/El Diario

domingo, 03 octubre 2021 | 05:00

Chihuahua.- Los planes para nacionalizar la emergente industria mexicana del litio se basan en expectativas poco realistas y podrían enfrentarse a complejos problemas técnicos, legales y financieros, advierten expertos en minería a través de la Cámara Minera de México.

BNamericas indica que la medida es equivocada y se basa en información deficiente y expone siete argumentos en contra de la nacionalización de la explotación del litio.

Precisó que México no produce litio actualmente, pero esto cambiará cuando en 2023 Bacanora Lithium y su socio de riesgo compartido, Ganfeng Lithium, comiencen las operaciones comerciales de Sonora, proyecto de 420 millones de dólares.

Plantea que entre las consideraciones prácticas se tiene que saber que financiar una mina importante o avanzar en la exploración también será costoso y riesgoso.

No creo que el Estado mexicano tenga la posibilidad de invertir millones de dólares en desarrollar o explorar concesiones mineras, dijo a BNamericas Jorge Ruiz, socio de las oficinas en Ciudad de México y Ciudad Juárez del estudio jurídico Baker McKenzie.

Expone que cualquier operación minera de litio administrada por el Estado enfrentará importantes complicaciones técnicas y financieras.

Sonora se beneficia del liderazgo y experiencia técnica mundial en la industria del litio tanto del equipo de gestión de Bacanora como el de Ganfeng. Una empresa nacionalizada tendría que replicarlo.

"Aunque se puede discutir sobre los beneficios ideológicos de la nacionalización, simplemente no es práctico en el caso del litio, donde la experiencia técnica en producción es absolutamente vital", señaló O'Donnell, de VSA.

Plantea que actualmente las expectativas en torno al potencial económico del litio son desproporcionadas.

“El litio, no sé por qué razón, genera una expectativa en todas partes, en Chile y, por lo que he visto en México. Es una cosa impresionante, pero la verdad es que, si lo comparamos con el mercado de cobre, no tiene relación”, señaló el presidente del directorio de SQM, Alberto Salas, en un webinar organizado por la asociación mexicana de ingenieros de minas AIMMGM.

El consumo de cobre es de alrededor de 25 millones de toneladas anuales, muy superior a las 800.000 de demanda de litio proyectadas para 2025 y las casi 300.000 de 2019, agregó.

Indicó que México no alberga el mayor depósito de litio del mundo como se afirma y que ha cobrado fuerza en los medios mexicanos en la ofensiva para nacionalizar la industria.

Sonora, tiene con mucho el proyecto de litio más grande y avanzado de México, pero es eclipsado por el salar de Uyuni en Bolivia, el salar de Atacama en Chile y Caucharí-Olaroz en Argentina, según cifras compiladas por BNamericas.

"Tenemos un depósito grande, pero no el depósito más grande del mundo", señaló Eric Carter, director del proyecto Bacanora, en el webinar de AIMMGM.

Además del activo Sonora, México no tiene proyectos de litio avanzados ni significativos y el metal empleado en la fabricación de baterías se ha detectado en 57 ubicaciones a nivel nacional, pero las perspectivas de desarrollar operaciones de litio económicamente viables son débiles por sus bajas concentraciones y la presencia de impurezas, indicó Flor de María Harp Iturribarría, directora del Servicio Geológico Mexicano (SGM), en el evento de AIMMGM.

La única licencia minera vigente se encuentra en La Ventana, la principal concesión del proyecto Sonora, y actualmente se tramitan solicitudes para cuatro proyectos mucho más pequeños.

Detalló que en tres de ellos, a decir, Alondra en el estado de Jalisco, Los Arcos y Los Picos en Sonora, cuentan con estimaciones de recursos. Son proyectos sedimentarios, con leyes que van de 150 a 1.600 partes por millón (ppm).

"Cómo anomalía geográfica es buena, pero para el procesamiento metalúrgico que se requiere todavía esta concentración se considera baja", señaló Harp.

Informó que gran parte del potencial de litio de México se aloja en sedimentos o rocas duras, condición que resulta menos rentable que procesar salmueras. De las 57 ubicaciones que contienen litio, 22 son de roca dura y 11 sedimentarias, precisa Harp.

El yacimiento Sonora, en arcilla, solo es viable económicamente gracias a la elevada concentración del metal, con 2.650ppm en recursos y 3.480ppm en reservas.

Otro argumento en contra de la nacionalización es que corre el riesgo de socavar los avances en Sonora. "Este es un plan extremo que desviaría por completo el progreso de la construcción de una industria de litio en México hasta la fecha", dijo a BNamericas el director de investigación de VSA Capital, Oliver O'Donnell, consultado sobre la eventual nacionalización en junio.

Finalmente, apuntó que cualquier cambio en la legislación probablemente no afectará las concesiones actuales, como las del proyecto de Sonora, que están protegidas por la ley mexicana, ya que cualquier intento de hacerlo se enfrentaría a impugnaciones legales.